Perros Boxer

Historia de la Raza Boxer

Perros Boxer

A la raza bóxer se la considera una raza joven, ya que se inició hace aproximadamente un siglo. Si eso es joven, podemos suponer la cantidad de años que hará que surgieron otras tantas razas…

En el caso de estos simpáticos e interesantes perros sabemos que son de origen alemán. Los dos ancestros directos son del tipo molosoide (como se denomina en la cinología a los canidos musculosos y fuertes, que poseen una cabeza grande y el hocico corto): el baerenbeisser y el bullenbeisser, aunque es probable que se trate de una selección de menor tamaño, llamada brabant bullenbeisser.

El baerenbeisser era el mordedor de osos, mientras que al bullenbeisser se lo conocía como el mordedor de toros. La crianza de este perro en particular recaía en los cazadores, ya que estos lo usaban para la cacería. La función de alcanzar y sostener la presa era facilitada por su hocico ancho, respingón y la mordida fuerte, formada por la alineación amplia de sus dientes; esta característica física los convertía en perros de agarre, por algo hoy en día, los bóxer actuales tienen un gran instinto de presa.

Además, como se trataba de perros medianos, fuertes y bastante agresivos, fueron de utilidad para los cerveceros y carniceros. Ellos protegían los rebaños y las carretas. Por aquella época los cruces se daban de forma indiscriminada, y esta raza fue perdiendo tamaño y ganando agresividad.

Con el paso del tiempo, algunos de estos perros fueron cruzados con el famoso bulldog inglés. ¿Qué salió de esta cruza? Un perro que podía realizar el trabajo de un boyero, muy fáciles de adiestrar, con piernas largas como los ejemplares alemanes, pero con los cachetes colgantes como el bulldog.

Fue años más tarde cuando tres ciudadanos alemanes, Roberth, Konig y Hopner, se juntaron para decidir el estándar de esta nueva raza. Corría el año 1894 y acababa de nacer la raza bóxer. Dos años más tarde se fundó el primer Boxer Club del mundo.

Con la llegada del nuevo siglo, volvió a establecerse un nuevo estándar, teniendo en cuanta las características necesarias para volverse un perro de utilidad y trabajo. Dos décadas más tarde, en 1920, se aumentó el tamaño. Posteriormente los bóxer blancos (que aún se ven con facilidad), negros y moteados fueron eliminados del estándar establecido en la Federación Cinológica Internacional.

Esta raza de perros logró extenderse por el mundo luego de la Segunda Guerra Mundial, cuando muchos solados se llevaron ejemplares a sus casas y comenzaron a hacerlos conocidos.

¿De dónde proviene el nombre “bóxer”?

Algunos entendidos creen que puede surgir de la capacidad que tienen estos perros de poder dar golpes con sus manos, cuando se paran en sus dos patas, al mejor estilo de un boxeador profesional. Aunque en realidad esta es una teoría poco probable. Otros se inclinan más por que se trate de una deformación de “bierbóxer” como se llamaba a los perros de los cerveceros.

Estandar:

¿Qué es un estándar? Millones de veces escuchamos hablar de “estándar” cuando se refieren a perros y a razas los especialistas, veterinarios y adiestradores que aparecen en televisión, pero ¿qué es esto realmente?

El estándar es una lista de características étnicas; digamos, una descripción a modo de fotografía de una determinada raza canina. Esta enumeración de elementos descriptivos es armada por las entidades cinológicas de cada país, siguiendo un esquema fijado previamente por la Federación Cinológica Internacional (F.C.I.), aunque la unificación entre las distintas naciones no siempre pueda lograrse.

Estas asociaciones de cada país que dependen de la F.C.I. están formadas por clubes de cada raza y es donde se anotan todos los perros, como una base de registro de identidad y pedigree, para así fomentar la crianza de razas puras. De esta manera los criadores de cada país pueden tener el reconocimiento mundial de sus crías, para comercializar y presentar los ejemplares en los concursos y competencias que se llevan a cabo en todo el mundo.

Para que un perro pueda participar en competencias de estructura y belleza debe estar dentro del estándar de su raza correspondiente.

En el caso de los perros bóxer, el estándar previsto por la Federación es el siguiente:

NOMBRE DE LA RAZA: Bóxer, Bóxer Alemán, Deutscher Boxer

ORÍGEN: Alemania

FUNCIÓN ZOOTECNICA:
perro de compañía, protección y de servicio.

CLASIFICACIÓN: Grupo 2. Sección 2.1 Perros tipo pinscher y schbauzer – Molosoides y perros tipo montaña y boyeros suizos.

ALTURA A LA CRUZ: 57 a 63 centímetros (machos); 53 a 59 centímetros (hembras).

PESO:
30 kilogramos (machos); 25 kilogramos (hembras).

CABEZA: bien proporcionada con el cuerpo; no debe ser ni muy liviana ni muy pesada. Hocico cuadrado y ancho. Cráneo estrecho y anguloso, de forma algo redondeada. Stop (depresión naso-frontal) bien definido. Mandíbula inferior saliente (prognatismo). Dentadura fuerte y sana con caninos muy distantes entre sí.

OJOS: de color marrón oscuro, no deben ser demasiado pequeños ni protuberantes o hundidos.

OREJAS: las orejas naturales deben tener un tamaño adecuado, su inserción es a los costados y en el punto más alto del cráneo; caen sobre las mejillas cuando el perro está relajado, y cuando el perro está atento, caen hacia adelante con un marcado pliegue.

CUELLO: la línea superior forma una curva desde una nuca bien marcada hacia la cruz. Debe ser largo, redondo, fuerte, musculoso y seco, sin papada.

EXTREMIDADES:

Anteriores: los miembros vistos desde el frente deben ser rectos y paralelos entre sí, y tener huesos fuertes. Brazo largo y en ángulo recto con el hombro. Antebrazo vertical, largo y de fuerte musculatura. Carpo corto, bien marcado, pero no hinchado. Metacarpo corto, ligeramente oblicuo. Los pies delanteros son redondos, cerrados; almohadillas gruesas y duras.

Posteriores: vistos desde atrás deben ser rectos. Muslos anchos y curvados con musculatura muy desarrollada. Angulo del corvejón de 140 grados. Metacarpo corto y levemente inclinado con respecto al suelo. El ángulo de la cadera y de la rodilla, en lo posible, poco obtuso. Los pies traseros un poco más largos que los anteriores.

CUERPO: cuadrado, compacto y musculoso. La cruz está bien definida y la espalda es recta. El pecho es profundo y el antepecho está bien desarrollado. Costillas marcadas y arqueadas, pero no redondas, que se extienden hacia adentro.

COLA: de inserción alta; debe ser llevada natural (no amputada).

COLOR: leonado (puede tener diferentes tonalidades, desde un leonado claro hasta un rojo ciervo oscuro) o atigrado (tiene sobre una base leonada líneas oscuras o negras en dirección a las costillas. El color base y las líneas deben diferenciarse claramente). La máscara debe ser negra.

PELAJE: Corto, duro, brillante y pegado al cuerpo.

En cuanto a la faltas, todo lo que puede llegar a provocar que un ejemplar de perro bóxer no ingrese dentro del estándar estipulado y, por consiguiente, no pueda participar de ningún tipo de competencia oficial, podemos referirnos no solo a la parte física del animal, sino también a su temperamento.

La agresividad o la falta de temperamento, la cobardía, la desconfianza y la maldad son consideradas faltas, unas más graves que otras. A esto podemos sumar la falta de expresión en su rostro, los dientes o lengua visibles con la boca cerrada, el hocico puntiagudo o un tercer párpado visible. Cuello corto y con papada. Musculatura débil, pies planos o abiertos, entre otros detalles.

En cuanto al pelaje se consideran faltas que la máscara sobresalga del hocico. Las líneas muy juntas o muy separadas, e incluso cuando el color blanco supera a un tercio del total del cuerpo.

Lo que se debe tener en cuenta al adquirir un cachorro bóxer

mascotas

Adquirir una mascota no es algo que se hace todos los días, y es un hecho que no debe ser tomado a la ligera, como cuando decidimos comprar una remera verde en vez de una roja, o cuando elegimos llevar una marca de yogurt sobre otra.

Tener ganas de poseer una mascota, en especial si se trata de un perro, es una decisión, salvando las distancias, casi tan importante como la de traer niños al mundo. Un perro, particularmente cuando es cachorro, precisa de muchísimos cuidados, espacio, tiempo, alimento, educación y, sobre todo, amor.

Un perro no es un animal salvaje al que se lo pueda mantener aislado, dentro de una cucha, viviendo a la intemperie, atado con una cadena y alimentado con sobras. Los canidos necesitan dedicación, un hogar calentito, un buen alimento que les permita desarrollarse física y mentalmente, una correcta educación para poder convivir con humanos y con otros animales, y mucho ejercicio y juegos.

Hay varias cosas que se deben tener en cuenta a la hora de decidir si podemos llevar a nuestra casa a un nuevo individuo que se convertirá en un integrante más de la familia. ¿Tenemos tiempo para dedicarle? ¿Cuantas horas quedará solo en la casa, frente a muchos zapatos que estarán a merced de su boca? ¿Tenemos dinero para alimentarlo y llevarlo a la veterinaria? ¿Tenemos conciencia no solo de que es otra boca para alimentar, sino que además de reglarnos todo su amor y atención, también será un ser demandante de nuestro cariño y tiempo?

Una vez que todo esto es respondido y pretendemos seguir adelante con la decisión, debemos continuar evaluando posibilidades. Deseo un Gran Danés, pero vivo en un departamento de un ambiente, ¿sigo mi gusto por el “pequeño pony”, o busco alguna raza que sea más acorde al espacio donde vivo?

No todas las razas son iguales, algunas requieren de muchísimos cuidados y conviene conocer todas las características para luego no llevarnos una sorpresa. Por eso lo indicado es informarnos primero sobre la raza; hay libros, páginas de Internet y otros dueños, que nos pueden relatar sus propias experiencias.

Ahora que sabemos que nuestra decisión es poseer un perro bóxer, debemos buscar información sobre los criaderos que hay en nuestra ciudad. Es mucho mejor si se poseen referencias concretas sobre el establecimiento; no es lo mismo adquirir un cachorro en una veterinaria o en un criadero que se dedique a muchas razas al mismo tiempo. Lo ideal sería un lugar que esté dedicado solo a bóxer, por lo que sus dueños suelen conocer y amar todo lo que se refiere a la raza.

Es aconsejable, en la medida de lo posible, asistir al lugar con un profesional, ya sea veterinario o adiestrador, que nos pueda orientar. Además tener en claro lo que implica elegir una hembra o un macho; aunque pareciera que es lo mismo, no lo es, así que esa es una decisión muy personal.

Algo básico que hay que saber es que los cachorros no deben ser separados de su madre hasta por lo menos los cuarenta y cinco días. Es preferible si es a las ocho semanas; está comprobado que cuanto más tiempo pase un perrito junto a su progenitora, más equilibrado saldrá.

Desconfiemos de aquellos lugares en que nos ofrecen cachorros con papeles o sin ellos, por menos dinero. Todos los perros de raza deben tener pedigree, y eso se avala a través de la Federación Cinológica de cada país, donde está declarada la lechigada de la que forma parte, por lo que el perro, al ser adquirido por una nueva familia, debe ser anotado a nombre de los propietarios y de esta manera se puede conocer el árbol genealógico del animal.

Es fundamental, además, conocer a los padres de la cría. Cuando los perros son chiquitos es difícil poder vislumbrar cómo será su físico al llegar a la edad adulta, en cambio, ante la presencia de sus progenitores, no habrá dudas.

El bóxer es un perro mediano, de cuerpo cuadrado y musculoso, cabeza proporcionada, ojos oscuros y expresivos, y cuello redondo y fuerte. El pelaje es corto, pegado al cuerpo y brilloso; podemos elegir, según nuestras preferencias, un perro leonado o atigrado, teniendo en cuenta que si bien puede poseer algunas manchas blancas, este color no debe superar un tercio del total. Una característica básica de esta raza es el prognatismo, esto quiere decir que el maxilar inferior sobresale por delante del superior. Con la boca cerrada no se deben ver ni los dientes ni la lengua.

Los cachorros serán un reflejo de sus padres, por lo que también conviene conocer el temperamento de ambos. Si su carácter es equilibrado y su físico se corresponde con el estándar de la raza, podemos estar tranquilos.

Ahora llegó la hora de elegir al cachorro. Esto suele convertirse en lo más difícil, en especial cuando tenemos varios perritos adorables frente a nuestros ojos, pero lo principal es observarlos, interactuar con ellos y asegurarnos de que nos llevamos a casa el más vivaz, curioso, confiado y lleno de energía, como deben ser todos los bóxers.

Algunos entendidos aseguran que en realidad “el cachorro es el que elige”, así que, amigos, ¡mucha suerte!

Perros bóxer: Blanco como la nieve

perros

Cierren los ojos e imaginen un bóxer. ¿Listo? Probablemente muchos de ustedes hayan imaginado un perro leonado; algunos otros, tal vez, piensen primero que nada en un animal atigrado, pero tengo la seguridad de que una parte de ustedes, aunque sea una pequeña proporción, imaginó un bóxer blanco.

Es que muchos de nosotros hemos visto alguna vez un bóxer de color blanco, aunque en realidad sepamos que el estándar de esta raza no admite otro color que no sea el bayo o el atigrado, con alguna que otra mancha blanca, pero nada más. Sin embargo, los perros blancos siguen viéndose en menor número en muchos países del mundo.

Hasta la década del veinte el color blanco estaba permitido, pero en aquel momento los clubes de bóxer deciden eliminar este color, por lo que la cruza con perros blancos quedó “prohibida”. Cualquier ejemplar de la raza cuyo color blanco superará el tercio del total quedaría fuera del estándar, por lo tanto ese ejemplar no contaría con pedigree y automáticamente quedaría fuera de la Federación Cinológica, sin la oportunidad de participar en certámenes de belleza.

Primeramente cabe aclarar que más allá de la creencia popular, el bóxer blanco no es albino. Los albinos carecen de pigmentación, y este no es el caso del bóxer. Básicamente la razón principal por lo que este color queda fuera del estándar es una cuestión de gustos, algo que es muy personal, pero parece que muchas personas prefieren otros colores sobre el clásico blanco. Además, en un principio, los criadores de esta raza perseguían la idea de que este perro se convirtiera en una raza de utilidad asistiendo en la policía y en el ejercito (recordemos que los bóxer tuvieron actuación en la Segunda Guerra Mundial), y para este trabajo los perros blancos no resultaban convenientes, porque eran difíciles de camuflar.

De todas maneras, como se podrá apreciar, la decisión de eliminar el color blanco, no eliminó del todo a estos perros, que siguen existiendo en altos porcentajes, hecho que suele alarmar a los clubes de bóxer en todo el mundo, que aún continúan sin tomar una decisión para resolver este asunto.

Lo complicado es primeramente que cerca de un quince por ciento de los ejemplares de color blanco padecen problemas de sordera, algo que también sucede con perros de otras razas del mismo color. Esto es un riesgo para los criadores, que tienen en sus manos la reproducción de estos animales, y una enfermedad como la sordera puede afectar a las nuevas camadas.

La respuesta no es matar a los pobres e indefensos cachorros que tuvieron la mala suerte de nacer de ese color como, lamentablemente, muchos hacen para eliminar lo que creen trabajo en vano, ya que esos perritos no podrán ser anotados, y por lo tanto no tendrán papeles y se venderán a menor precio, si es que logran venderse. Esto es una atrocidad que debería dejar de suceder mediante la actuación de organismos de defensa de los animales, mientras que los criadores deberán comenzar a tomar conciencia de que si el color blanco no vuelve a ser permitido en el estándar, habrá que observar otra manera de disminuir el número de ejemplares de este aspecto.

Una forma sencilla es contar con perros “sólidos”, esto quiere decir, aquellos animales que poseen un número escaso de manchas blancas. Estos ejemplares se pueden cruzar con tranquilidad, porque no hay posibilidades de que den a luz a perros blancos. El problema llega cuando se posee perros que se consideran “marcados”, digamos que poseen una gran cantidad de manchas blancas. Estos son los preferidos para las exposiciones caninas, pero si son cruzados con otros perros “marcados”, hay una alta posibilidad de que al menos uno de los cachorros de la lechigada salga de color blanco y, además, que el pobre perrito padezca de sordera.

Este asunto está en manos de la genética y en la responsabilidad de una reproducción consciente, además de tener el corazón de saber querer a todos los perros por igual, sin distinción de papeles o premios en una pasarela.

Alimentación y cuidados de los perros bóxer[/b]

info

Algo de lo que tenemos que ser muy conscientes si tenemos la intención de adquirir un bóxer es saber que esta raza y los perros en general precisan de muchos cuidados y atención. No podemos pretender que el cachorro que llevemos a nuestro hogar sea educado, no rompa nada, no estorbe y, además, se cuide por sí mismo, porque eso no va a suceder. Todos los dueños de mascotas son responsables de su cuidado, protección y educación. Esta es la única forma de que nuestro perro se encuentre saludable y lo suficientemente protegido como para vivir feliz junto al resto de los integrantes de la familia.

La raza bóxer no presenta muchas más complicaciones que cualquier otra raza, pero de todas maneras tenemos que estar atentos, porque nuestros perros pueden presentar problemas cardíacos. Con mucha menos frecuencia, también puede aparecer epilepsia. Y, por supuesto, dos inconvenientes que pueden llegar a tener todos los perros de tamaño mediano y grande: la torsión gástrica y la displasia de cadera. No debemos pensar que estos males afectarán a todos los ejemplares de esta raza, pero no por eso debemos ignorar el asunto.

Tenemos que estar atentos al calendario de vacunación desde que nacen y las dosis de refuerzo que se le aplican mientras crecen. Las visitas con una cierta frecuencia al veterinario nunca están de más y eso nos permitirá tener la salud de nuestras mascotas controlada para evitar preocupaciones. En especial en edad avanzada, porque después de los ochos años hay una tendencia a la aparición de pequeños tumores.

Hay varias cosas a tener en cuenta para el cuidado de nuestro bóxer, como por ejemplo, no exponerlo a temperaturas demasiado bajas, porque su pelaje no es suficiente, y por lo tanto siempre conviene tenerle preparado algún abrigo cuando se acerca el invierno y nos enfrentamos a temperaturas muy crudas.

Suelen tener buen pelaje, corto y brilloso, y son pocos los casos en que presentan problemas relacionados con la piel.

Estos animales tienen una cierta tendencia a engordar, para evitar esto y mantenerlos en forma para que luzcan su torneado cuerpo y puedan vivir saludablemente, hay que saber que son perros que necesitan mucho ejercicio. Lo ideal es sacarlos a pasear y hacerlos gastar energía corriendo y jugando. La actividad física es fundamental.

Otro asunto de importancia es el tema de la alimentación. Primero que nada: los cachorros luego de ser destetados comen lo que sus criadores deciden hasta que su nuevo dueño los lleva al que será su hogar. Tenemos que informarnos qué es lo que estuvieron comiendo para que el cambio de alimentación sea gradual y no produzca trastornos gástricos.

En los primeros meses el cachorro debe comer como un humano sus cuatro porciones diarias. Tres hasta los seis meses, y dos hasta el año. Luego del año puede optarse por darle su alimento una sola vez al día, pero es preferible que se lo alimente en dos tandas, para que no coma todo junto.

La cantidad de comida dependerá de la edad del animal y en esto también influye el tamaño y la salud del ejemplar, por lo que hay que consultar con el veterinario cuánto debe comer y de qué forma racionarlo.

El tema de la alimentación divide las aguas: están los especialistas que recomiendan los alimentos balanceados que vienen en latas de conserva o en forma de granos (los más populares); mientras que otros defienden la comida natural y una alimentación sana y variada.

Por supuesto esto es una decisión personal que depende de muchos factores, desde el consejo de un veterinario o criador, hasta la cantidad de tiempo que podemos dedicar a cocinarle a nuestras mascotas.

Si bien se puede optar por alimentos balanceados baratos, es preferible, siempre que se pueda, dejar de lado los precios y averiguar cuál es la mejor marca. A veces preparar comida (ya sea carnes o verduras) para alimentarlos puede llegar a ser mucho más caro, y no siempre se llegan a cubrir los nutrientes requeridos.

Con algunos de estos alimentos que vienen en bolsa (y que deben estar siempre cerradas, ¡abstenerse de comprar granitos sueltos que permanecen a la intemperie en la puerta de los negocios!) se busca poder cubrir todo lo necesario para una dieta balanceada.

Lo ideal sería no darles comida de la mesa, mientras nuestra familia almuerza o cena, porque el perro se acostumbra a otros sabores que luego preferirá sobre su habitual alimento. Los chocolates, grasas y frituras están terminantemente prohibidos. Debemos pensar que nuestras mascotas no son humanas y que sus estómagos no estás preparados para ciertos alimentos.

Los entremeses no son necesarios. Estos snacks disminuyen el apetito y logran que los perros engorden. Hacerlos bajar de peso a veces es tan difícil como que nosotros cumplamos nuestra propia dieta. A los bóxer se les deben sentir las costillas cuando tocamos su cuerpo; esa es una buena señal para saber si nuestra mascota está en su peso ideal.

La atención de cualquier síntoma extraño, las precauciones necesarias para evitar enfermedades y trastornos, y una buena alimentación, además de ejercicio diario, harán que nuestras mascotas vivan tranquilas, felices y saludables.

Perros bóxer: Educación trabajo y utilidad

raza

Primeramente empleados para ayudar a sus dueños en la caza mayor, los bóxer eran perros de presa. Debido a su temperamento, su fuerte carácter y su actitud decidida y valiente, esta raza comenzó a ser utilizada para defensa y guardia. Participó en el ejército y en las fuerzas policiales, y muchos ejemplares hoy en día suelen ser buscados, también, como perros de asistencia y terapia.

Pero principalmente el bóxer es un canido adorable requerido, en especial, como una mascota de compañía. Y cumplir con los requisitos de esta labor tan delicada es una tarea simple para estos animales, por algo el perro de la raza bóxer es uno de lo más populares en el mundo.

Tal vez no es el perro más buscado para guardia (es difícil competir con un doberman, un rottweiler o un ovejero alemán), pero cualquier persona que decida adquirir un bóxer se puede quedar tranquila de que la protección del hogar y de sus integrantes estará cubierta.

Siempre enérgico y juguetón, el bóxer es ideal para familias con niños, porque en él encontrarán una mascota dispuesta a convertirse en un miembro más del clan. Es atento, cariñoso y bonachón, y todo el tiempo está listo para gastar energía con juegos y paseos.

Pero por supuesto, ya que ahora su cachorro bóxer forma parte del hogar, habrá que educarlo para que la buena convivencia perdure.

Sepamos que el bóxer es una raza muy inteligente y fácil de adiestrar, pero de todas maneras las pautas deben ser fijadas apenas el cachorrito ingresa a la casa, dejando en claro su posición dentro de la “jauría”. El perro responderá directamente al “lobo alfa”, su dueño, quien impartirá las órdenes. Si esto no se establece desde un comienzo, el perro, desorientado, decidirá sus propias reglas. Si esto ocurre, es muy difícil poder trabajar con él y manejarlo como se desea.

Ya desde pequeño habrá que acostumbrarlo a realizar sus necesidades básicas fuera de la casa, lo que se puede comenzar a ensañar mediante un papel de diario humedecido con su propia orina, que se acercará de a poco hacia la puerta, para finalizar en el jardín o patio, si se posee.

Lo ideal es elegir un nombre corto para que el perro lo identifique rápidamente. Las órdenes que se impartan deberán ser simples y siempre las mismas: aquí, sit, down, quieto, quédate, y la más importante: ¡no!, para poder retarlo. Los golpes están fuera de discusión; mediante la violencia nunca se consigue nada bueno y es posible que el perro conteste con agresividad. El ¡no! debe ser firme, y es probable que en los primeros meses de vida se repita con tanta frecuencia que el cachorro crea que se trata de su propio nombre. Tener en cuenta que el reto debe producirse luego de efectuada la acción, si lo retamos cinco horas después, el perro no podrá saber por qué se lo castiga.

Hay perros que responden mejor con juegos que con comida, por lo que hay que buscar la manera de que aprenda, no se aburra y reciba su recompensa una vez que haya registrado la orden de forma correcta.

Como buen perro de compañía al bóxer no le gusta estar solo, por lo que antes de adquirir un ejemplar de esta raza, hay que tener en cuenta la cantidad de tiempo que no estaremos en casa, para saber que es posible que al volver nos encontremos con un hogar destruido.

De todas maneras, siempre es ideal que a partir de los cinco meses, el perro sea adiestrado por un profesional. Esta es una buena oportunidad para que el cachorro aprenda a obedecer, a caminar y que pueda cambiar todas sus malas conductas. Por supuesto, el dueño deberá involucrarse en el aprendizaje, porque luego de que el adiestrador se marché a su casa, él será quien quede a cargo del animal.

Algunas Imagenes:

Boxer

Perros Boxer

mascotas

perros

Fuente: http://perrosboxer.net/

Espero que les haya hecho de mucha ayuda... Comentar es Agradecer!

Fuentes de Información - Perros Boxer

Tags: mascotas | perros | info | raza | Boxer

Dar puntos
78 Puntos
Votos: 0 - T!score: 0/10
  • 2 Seguidores
  • 48.473 Visitas
  • 7 Favoritos

17 comentarios - Perros Boxer

@jeoss Hace más de 4 años -3
no me gusta esa raza de perro
pero igual
@_Pappo_ Hace más de 4 años
que leeeeeeeeeeeeeeeeendos yo quiero uno
@dj_lsder Hace más de 4 años
saqueando a:
WIKI!
@LoverStyle Hace más de 4 años +1
nooooooooooo yo tuve 4 boxer... murieron de viejos todos... pero una qedo en mi memoria! la qe mas ame en toda mi vida! mi qeria shasha! qe me dio un cachorrito blanco hermoso! muy parecido al de la foto!

te dejo 5 xq me hiciste recordar a mis qeridisimas mascotas!
@sabelocap Hace más de 4 años
BIEN PIBE +10
@magebalkpo Hace más de 4 años
+10
@drhun Hace más de 4 años
Muy buenos perros! Te dejo 10p
@tute_tucumanoh Hace más de 4 años
+10!
@calabaza Hace más de 4 años
muy buena info-..
@bob70 Hace más de 4 años
+5 en nombre de mi Boxer "Hunter"
@deiv79 Hace más de 3 años +1
info
Este es el mio
@franquitojjj97 Hace más de 3 años
q lindos toda mi familia tiene 1 yo tengo uno atigrado te dejo +10 porq me gustan mucho los boxers