Cómo tratar a un erizo?

Su instinto de protección les inducirá, los primero días, a recogerse en forma de bola cada vez intentemos cogerlos. Si nos mostramos con miedo por sus púas, el animal no cogerá confianza nunca, por eso es importante que le dediquemos tiempo todos los días durante las primeras semanas, para que se vaya acostumbrando y nos reconozca.

Tenemos que permitir al erizo que nos huela la mano cuando le cojamos por debajo, de este modo será más fácil que nos identifique. A medida que pasemos más tiempo con él, dejará de extrañarse y se relejará. En muy pocos días, si todo va bien, el erizo andará por nuestro brazo tranquilamente y dejará que lo acariciemos en el abdomen.

El Erizo de Tierra, Una Mascota Ideal

Una dieta muy completa
Otro de los inconvenientes de contar en casa con una mascota poco común es la poca variedad de productos alimenticios de carácter industrial que existen a disposición del público en las tiendas. En el caso de los erizos, no se encuentra, en la mayoría de los casos, ni rastro de comidas especialmente hecha para ellos.

El recurso que queda es la comida seca para gatos, pero hay que asegurarse de que sea de calidad y completarla con trozos deshuesados de pollo, huevo duro y una pequeña cantidad de fruta (pera, manzana, uvas, etc.). Los insectos son una auténtica delicia para los erizos, así que podemos incluir en su ingesta algún grillo y tenebrios. Estas piezas deberán estar muertas.

Los erizos comen una vez al día, al caer la tarde. En el dispensador le pondremos una cucharada de alimento seco de gato, algún grillo, un trozo muy pequeño de fruta y algo de pollo, pavo o huevo cocido. Las vitaminas y minerales extras están indicados en momentos cruciales como la lactancia o el embarazo. Estos nutrientes se venden en las tiendas y deberemos espolvorearlos en la comida diaria.

Atención a la higiene
Como los gatos, los erizos sobresalen por su gran sentido de la higiene. No obstante, los baños periódicos son muy importantes para mantenerlo sano y protegido ante enfermedades de piel, muy comunes en estos pequeños animales. En cuando a los jabones, no hace falta señalar que los que nosotros usamos no son aptos para ellos, así que pediremos consejo en la tienda de animales donde lo adquirimos o a un veterinario, en el caso de que haya sido un regalo, para que nos recomiende los productos que no tendrán consecuencias alérgicas para nuestro erizo.

Generalmente, son recomendables los jabones libres de perfumes y con componentes neutros. Es importante que el agua con el que se lleve a cabo el baño no esté ni muy fría ni muy caliente. Durante el baño aplicaremos la espuma que previamente hemos formado con el jabón y un poco de agua en las manos. Prestaremos especial atención a las patitas y al abdomen. Con un vaporizador le rociaremos con agua tibia para quitarle los restos de espuma. Podemos secarle con una toalla sin presionar y utilizar un cepillo suave y adecuado para retirar las partículas de caspa de su armazón de púas.

La mayoría de los propietarios de erizos recurren a un veterinario para el corte de las uñas. Lo cierto es que, si quieres olvidarte de complicaciones innecesarias, y más cuando estamos antes un erizo algo reticente, lo mejor es acudir a un profesional. Si te atreves a hacerlo tú mismo, ten mucho cuidado con el corta-uñas y ayúdate de otra persona que sujete al erizo ya que, un movimiento brusco puede herirle. También debemos planificar la limpieza de los dientes y de los oídos.


Fotos De El Erizo De Tierra



info

mascota

erizo

naturaleza

mascotas exoticas

erizo de tierra

erizos de tierra

mascota exotica


Fuente:animalitos.obolog.com

El Erizo de Tierra, Una Mascota Ideal