parto animal

Después de los días de gestación, alrededor de 68, se espera la llegada del gran momento del parto de su perra. Entre las 6 y 24 horas antes del parto, es probable que la observe deambular intranquila, jadear un poco, y hasta tiritar. Pueden caminar con nerviosismo, tratando de escarbar en el piso, la alfombra y buscando un lugar como guarida. Lo que podemos hacer es mantenernos calmados, y si acaso tranquilizarla hablándole un poco.

Puede ser que ella busque como sitio de dar a luz el clóset, o la cama del dueño anímela para que vaya al sitio que previamente se ha preparado para ella. Si se rehusa a utilizar este sitio, ponga toallas limpias en el sitio elegido por ella, y retírese, ya que un retardo en el parto puede afectar la vida de los cachorros. No queda mas que esperar que la naturaleza siga su curso.

El proceso de parir, es algo muy privado para la perra y cada hembra sabe como hacerlo, deje a su perra que tome sus decisiones y solo en casos extremos es necesaria la ayuda de un veterinario para intervenir en una cesárea o alguna otra necesidad médica. Olvídese de las cámaras de fotografía, ya que equipos y luces pueden perjudicar el proceso del parto. Si a su mascota no le importa, usted puede observar desde cierta distancia, hablando bajo y dejándole espacio, pero si la mascota trata de alejarse de usted, lo mejor es retirarse, y solo ayudarla en caso que así lo requiera. Lo mejor es mantener la política de "manos fuera" pues ella y la naturaleza harán que salga adelante sin su ayuda, mas bien el tratar de ayudar puede traer complicaciones. Lo que es desconocido para usted, es un proceso natural para ella.

Es posible incluso, que algunas perras excaven huecos o túneles en la tierra y allí alumbren a sus hijos, lo cual es una costumbre ancestral de los cánidos.

Al llegar el momento de alumbrar, la perra se tumba de lado y la respiración se torna rápida, alternada con períodos de tranquilidad. En cuanto nace el primer cachorro el cuerpo de la madre se estremece como si tuviera convulsiones, y las patas traseras se retuercen un poco. Los perritos irán apareciendo a intervalos mas o menos de media hora cada uno. Esto puede tener fluctuaciones de tiempo, según corpulencia y raza de la perra.

Después de nacido cada cachorro, la madre procede a quitarle el saco vitelino y lamerle el cuerpo hasta que comience a respirar, posteriormente, muerde el cordón umbilical, se come la placenta y aprieta a su hijo contra su cuerpo. Luego se toma un descanso, y espera la llegada del próximo cachorro. Un parto de 5 cachorros, tarda varias horas en producirse. Naturalmente, esto depende también de la raza y constitución de los padres.

Cuando todos los cahorritos han nacido y están limpios ya, la perra los atrae hacia ella y la camada comienza a tomar su primer alimento. Esta toma es rica en calostro, que inmuniza al recién nacido contra algunas enfermedades, además les prepara el sistema digestivo para su futura alimentación.

Los perritos, a diferencia de los gatos, no tienen una mama para cada uno, sino que toman de donde puedan o les dejen, por eso es importante estar pendiente desde el primer momento y vigilar la camada para que si un pequeño no está mamando, ponerlo a que lo haga, o alternarlo con otro, pues no tomar leche en las primeras horas de nacido, acarrea la muerte.

El número de cahorros por parto, también es muy variable, lo corriente son 4 o 5 cachorros por camada, pero se han dado casos de hasta 20 cachorros en un solo parto, ya como algo raro o excepcional.

Durante los primeros días de vida, el cachorro pasa el 90% del tiempo durmiendo, y el resto del tiempo, tomando leche de su madre; esta es la etapa que algunos autores denominan "soñolienta" o neonatal. A los trece días abren los ojos, y a los veintiuno ya pueden ver bien, dependiendo esto también de factores de raza y constitución.

A las tres semanas ya el perrito debe tener un peso siete veces mayor que el que tenía cuando nació, si la alimentación ha sido la correcta, comienzan a jugar entre ellos y a socializar con los demás. Dos semanas mas tarde, es decir a los 35 días, ya los músculos de la cara del cachorrito se deben haber desarrollado completamente y ya comenzará a dar sus primeros ladridos y a exhibir todo un lenguaje de señales visuales, que le permitirán comunicarse con la madre y con los otros cachorros
.

Fuentes de Información - parto animal

Dar puntos
0 Puntos
Votos: 0 - T!score: 0/10
  • 0 Seguidores
  • 656 Visitas
  • 0 Favoritos

1 comentario - parto animal