Llega la moda de los perros de diseño


Comenzó a hacer furor en los Estados Unidos, luego en Inglaterra, Australia y Brasil, y ya está arribando al país. Se trata de cruzar dos perros de raza para obtener un perro ”especial”, a gusto del compardor. Los expertos y defensores del pedigree, indignados, afirman que es sólo un negocio, una moda, y que pone en peligro la pureza y hasta la salud de los animales. La estrella de esta tendencia, hoy, es el labraddodle, mezcla de labrador y poodle, que cuesta hasta 2500 dólares y se hizo famoso gracias a Tiger Woods y Sylvester Stallone, que tienen uno. Ya hay más variedad de perros de diseño que de raza.

Por duda teixeira


Perros de Diseño


Para desesperación de los puristas del pedigree, la tendencia actual es cruzar dos razas para lograr un ejemplar único, inusitado: un perro de diseño. ¿Qué resulta de mezclar un labrador, tradicional guía de ciegos, con un poodle, clásico perrito de “madame”? Pues sale un labradoodle, el can de moda en EEUU e Inglaterra. ¿Y si se cruza un pug sin hocico con un alegre beagle?: un puggle. Lo que en el pasado era denominado “pichicho callejero”, un perro de raza indefinida, en los últimos dos años adquirió alcurnia y abolengo, aunque quizá efímero, como toda moda.

En los EEUU, esos cruces inesperados está siendo tomados muy en serio por decenas de criadores que se hicieron famosos como “diseñadores de perros”. El multicampeón de golf Tiger Woods compró un labradoodle, y el actor Sylvester Stallone también adquirió su híbrido, tal como se conoce al resultado de estos cruces a medida y a pedido. Un labraddodle cuesta hasta 2.500 dólares, más de lo que valen muchos de los perros de pedigree tradicional. El club de perros híbridos de EEUU ya registró 400 razas de diseño, numero que sobrepasa a las 338 razas puras aceptadas por la Federacion Cinológoca Internacional ( FCI).

Esta tendencia esta en alza en Canadá, Australia e Inglaterra. En Brasil (y en Argentina) estos perros responden, por ahora, solo a la casualidad de “encuentros” callejeros., pero ya hay quienes se están iniciando en el negocio.

En Inglaterra, donde se crearon muchas de las razas actuales, el interés por los híbridos amenazan con extinguir algunos pedigree tradicionales. La demanda de “perros de raza” cayó en relación a los canes de diseño. Son necesarios al menos 300 nacimientos de cachorros por año para garantizar la supervivencia de una raza. Desde el punto de vista genético, la mezcla es saludable. Una raza pura es creada a partir del cruce controlado con animales con características que el criador desea hacer sobresalir. Eso incluye cruces cosanguíneos, lo que reduce la diversidad genética de los animales.

Se estima que uno de cada cuatro perros de pedigree posee alguna enfermedad de origen genético: Los dálmatas quedan sordos con la edad, los rottweillers pierden los movimientos de la patas traseras, los boxers son susceptibles al cáncer y los cocker spanniels sufren inflamaciones en los oídos. “Cuando las personas dicen que los perros callejeros son más saludables, dicen la verdad”, dice el zootecnicista y adiestrador Alexandre Rossi, de Sao Paulo. Pero la única preocupación de los diseñadores caninos es la de crear productos atrayentes para los consumidores.


La mayoría de las razas que conocemos hoy surgieron en el siglo 19. Fue cuando exposiciones y concursos en Europa incentivaron la búsqueda de nuevas razas por motivos estéticos. En el siglo pasado, la vida en departamentos en las grandes ciudades hizo aumentar la demanda por los perros pequeños, como los chihuahuas y los denominados toys ( juguetes) versiones menores de animales conocidos. “Lo que los norteamericanos hacen es una locura. Ni siquiera podriamos decir que son razas”, critica Carlos Manso, arbitro de la confederación brasilera de cinofilia.

La cruza accidental reserva algunas sorpresas. “Un bernese mountain embarazó a mi labrador”, dijo Carolina Lafemina, dueña de un pet shop . Quiso saber más sobre su nueva perra y descubrió que la mezcla ya existía, con 23 nombres: labernois, boulab y labernese. “Tor mordió a todo el mundo en casa”, dice el ingeniero Luis Bordini. “ Cuando se siente acorralado reacciona de mal”. El perro en cuestión es hijo de una madre weimaraner y un padre labrador.

fuente

UN VIDEO DE UNA MEZCLA ENTRE LABRADOR Y CANICHE - LABRADOODLE

diseño


mascotas


UNA MEZCLA ENTRE PUG Y BEAGLE - PUGGLE

perros


Pedigree