Generalmente se cree que un perro menea su cola cuando éste se encuentra feliz, o en todo caso excitado y alegre. Sin embargo, esto no es del todo cierto, el meneo de la cola por parte de los perros es el equivalente a las expresiones faciales en los humanos, es decir que no sólo comunican felicidad o alegría sino que expresan toda una gama de emociones y sentimientos. Dicha característica se desarrolló a causa de la manera en la que los perros viven y cazan en estado natural, es decir en la jauría.

Así como los humanos los perros son animales altamente sociables y grupales, por lo que a lo largo de los milenios distintas características fueron surgiendo para maximizar la comunicación grupal. Por ejemplo, un perro con la cola parada y tensa que a la vez emite un quejido agudo, se encuentra indicando un peligro cercano a los miembros de su jauría. No obstante, el sistema de comunicación de los caninos es muy complejo, y en este intervienen varias partes del cuerpo las cuales son utilizadas simultáneamente.

Esta complejidad muy regularmente lleva a que los humanos confundamos sus señales y varios accidentes, que de lo contrario podrían haber sido evitados, ocurran a causa de un problema de comunicación. Es justamente por esto que menear la cola no siempre significa alegría o felicidad, de hecho si el perro lo hace “empujando” sus orejas para atrás y mostrando los dientes lo más probable es que esté por atacarnos.
Y por qué el meneo de la cola se reserva para las comunicaciones más importantes...

La intención de apareamiento, la alegría y el ataque son todas emociones que se comunican meneando la cola y solo se diferencian ejerciendo alguna variación en la velocidad del meneo, o la posición de las orejas y el hocico. Algo que ciertamente nos lleva a inducir la importancia que existe en el movimiento de la cola. Efectivamente no estaríamos errados al pensarlo de esta manera ya que los perros en su ano poseen glándulas secretoras las cuales, al ser estimuladas por el movimiento rítmico de sus colas, liberan distintas señales de feromonas. Si bien los humanos perdimos en gran parte nuestro sistema de comunicación hormonal, en los perros, este tipo de comunicación sigue siendo la más fuerte de todas. Es así que al ser captadas por otros miembros de la jauría éstos pueden determinar la edad, status social, fertilidad, etc del miembro que las emite.

Nota curiosa: A los perros de caza generalmente se les corta la cola no solo por estética, sino para evitar la comunicación durante la cacería y así evitar que desobedezcan las ordenes de sus amos. De hecho, en la naturaleza, el largo de la cola esta muy relacionado a al caracter dominate. Un perro salvaje, mientras más larga sea su cola, tenderá a ser dominante.
Un claro ejemplo de esto existe en los perros de raza Dobermann, cuya disposición anatómica de la cola entorpece su movimiento, razón por la cual su comunicación con otros perros se ve dificultada. Por este motivo siempre se los ha considerado antisociales.

¿ porque los perros mueven la cola ?

Las señales

Un meneo leve y pausado de la cola con las orejas levantadas: El perro no sabe si la persona u objeto en cuestión es amigable o no, por lo que mueve su cola dudosamente y se mantiene atento para responder ante cualquier ataque. Un movimiento brusco por parte de la persona y la reacción del perro podría ser violenta.

Ubicar la cola entre las patas: Temor, miedo ante la situación. Además de proteger los testículos en los perros machos esto impide la secreción de feromonas, haciendo la detección del perro más dificultosa. A grosso modo, evolutivamente, los perros que ubicaban su cola entre las patas mientras escapaban de una jauría enemiga al acecho tenían mayor posibilidad de sobrevivir.

Un meneo rápido y corto mostrando los dientes y empujando las orejas hacia atrás: El perro se encuentra dispuesto a atacar, está convencido de que la persona u objeto no es amigable.

Cola tensa y parada con el pelo crispado: Generalmente cuando los perros crispan el pelo de su lomo y cola no es una señal amistosa, pero tampoco es una señal de ataque. Significa más bien que el perro no atacará, pero tampoco dejará el territorio. Lo mejor que se puede hacer en estos casos es retirarse lentamente.

Un movimiento rápido de la cola que mueve también la parte trasera del cuerpo: Felicidad, alegría.

Parar la cola y doblar la punta levemente para el lado de la cabeza: Indica supremacía, generalmente el macho y la hembra dominantes caminan de esta manera.

Otras consideraciones a tener en cuenta: Como hemos mencionado a lo largo de la nota la cola no es la única característica de comunicación. Por ejemplo los labios relajados, es decir cubriendo los dientes, señalan tranquilidad en el animal. Las orejas paradas generalmente indican atención o juego; no obstante, al echarlas para atrás, minimizando lo más posible el punto de agarre, es una clara advertencia de ataque.

perros