Los resfriados caninos, prevención y cuidados
La mayoría de nosotros siempre vemos a nuestra mascota como a un fiel amigo que está ahí para cuando lo necesitamos. Un perro es un animal que nos hace compañía y nos agasaja con su ternura e incondicionalidad. Pero a pesar de esto debemos tener claro que ante todo es un ser vivo que sufre como todos y que está expuesto a las diferentes enfermedades que están a nuestro alrededor. En este caso nos vamos a centrar en los resfriados caninos, ya que casi nunca reparamos en ellos, y nuestro perro está expuesto a ellos lo mismo que nosotros.

En esta época del año es muy habitual que nuestra mascota estornude, se sienta triste, tenga descomposición, y hasta pueda llegar a tener fiebre. Estos síntomas son de un resfriado normal y corriente que no pone para nada en riesgo la salud de nuestro perro, pero que debemos saber atajar cuanto antes para así lograr que no le afecte demasiado. La prevención es el camino más sencillo, por eso vamos a dar algunos consejos para evitar que nuestro perro se contagie y cómo llevarlo cuando está enfermo.


Consejos preventivos para que nuestro perro no se resfríe
En primer lugar es necesario que tengamos en cuenta que los resfriados, como su nombre indica, se deben a cambios bruscos de temperatura a los que sometemos a nuestro cuerpo. Al producirse este cambio nuestro organismo está más a merced de los ataques producidos por el exterior. Esto mismo es lo que sucede con nuestra mascota, ya que los cambios bruscos de temperatura también pueden hacerle daño de igual modo que a cualquiera. Por ello es necesario que evitemos en los meses más fríos del año la exposición excesiva de nuestra mascota a las bajas temperaturas, y más cuando está acostumbrado a estar en casa y estar a una temperatura constante.

La higiene es esencial a la hora de evitar que nuestro perro contraiga un resfriado. Muchos de los virus que causan este malestar están en el pelaje de nuestro animal, en los lugares donde acudimos con él… Es cierto que en ningún caso debemos ser paranoicos, ya que es necesaria una inmunidad por parte del animal, pero tampoco debemos dejar que nuestro perro esté demasiado sucio, pues es más vulnerable al ataque de virus y bacterias. Por ello es recomendable el aseo habitual en el cuerpo y sobre todo en las patas al regresar de pasear con él. Algo que no solo evitará que se ponga enfermo, sino que además nos ayudará a nosotros a tener más higiene en el hogar.

La alimentación es otro punto a tener en cuenta. En necesario que nuestro animal reciba todos los nutrientes necesarios para mantener una salud de acero. Por ello es fundamental que le demos pienso rico en vitaminas y minerales que le proporciones una alimentación equilibrada en la que reciba todo tipo de nutrientes. Nunca podemos basar la dieta de nuestro perro en el mismo tipo de comida, sino que es importante que la variemos al igual que debemos cambiar el tipo de pienso y el fabricante para que nuestra mascota reciba otra serie de nutrientes diferentes.


consejos
Qué hacer cuando nuestro perro está resfriado
Si la prevención no ha sido efectiva y nuestro perro está resfriado, es necesario que tomemos algunas medidas al respecto. La primera de ellas es darnos cuenta de que algo no va bien en nuestra mascota. Los perros no hablan, y por ello es más complicado saber cuando están enfermos. Esto dependerá mucho del carácter del animal, ya que hay algunos que enseguida muestran síntomas de que algo no va bien. Aunque la gran mayoría siempre se muestra triste y decaída cuando algo no va bien. Por ello debemos estar al tanto y tener presente que cuando se produce un cambio drástico en su carácter es que algo le pasa, y por lo tanto debemos acudir al veterinario.

Si notamos en nuestro perro síntomas de resfriado como estornudos, posible fiebre, mucosidad excesiva en la nariz… nunca debemos medicarle sin la prescripción de un especialista. El veterinario debe ser quien marque el tipo de medicación que debemos dar a nuestra mascota, ya que al tratarse de un organismo de pequeñas dimensiones debemos ser muy precisos con la dosis, además de que no podemos siempre utilizar nuestros propios medicamentos, ya que el daño puede ser muy grande.

Muchas veces el resfriado puede venir acompañado de diarreas y malestar estomacal en nuestra mascota, por ello es necesario que durante el tiempo que dure el resfriado le demos a nuestro perro dieta blanda. En el mercado podemos encontrar piensos especiales para estómagos delicados, al igual que podemos, siempre siguiendo los consejos de un veterinario, preparar arroz cocido que le ayudará a recuperar su estado normal y evitar los achaques propios del resfriado.

Es cierto que los perros tienen una cualidad de recuperación mucho mayor que la del ser humano, pero a pesar de ello es necesario que les brindemos todos los cuidados necesarios cuando están convalecientes. Aunque como hemos dicho, la prevención es la mejor manera de poder hacer frente a todos los ataques que sufrirá a lo largo del invierno, y es que un cuerpo fuerte es la baza más segura para que nuestro perro está fuera del alcance de todo resfriado.


mas info en: dogscityhelp.blogspot.com
y para preguntarme algo de algun tema de esto : dogcityhelp.blogspot.com
Y ahora lo nuevo! la comunidad DogsCityHelp!: http://new.taringa.net/comunidades/dogscity/ Unete para hacer razonar a la gente , aprende sobre ellos y profundiza la relación con tu perro!