Te imaginas? duermes una siestita, tranquilo y relajado, y de repente "alguien" comienza a hablarte en la oreja. Y sigue... Y sigue... Es algo así como la voz de tu conciencia, como una pesadilla. Tú quieres seguir durmiendo, tranquilo, sin joder a nadie. Pero la voz sigue, te martiriza.
Faltó filmar la parte donde el gato, histérico, grita: Maten a la cotorra!!! (pobre gato)


link: http://www.youtube.com/watch?v=_BOmAxrCW0E