El delantero deberá presentar alegaciones para evitar una sanción de oficio tras morder al italiano Chiellini.

La lupa de la FIFA se posa sobre la mordida de Luis Suárez

La FIFA confirmó este miércoles que ya se le abrió un expediente disciplinario al uruguayo Luis Suárez por morder al italiano Giorgio Chiellini. En el transcurso del día, el delantero deberá presentar alegaciones para evitar una sanción de oficio y poder jugar el sábado el duelo de octavos de final contra Colombia, en el Maracaná.

¿Podrá Suárez evitar la suspensión? La FIFA le permitirá al jugador del Liverpool presentar su versión sobre el incidente y también mostrar "alguna evidencia documental que considere relevante". La polémica acción se dio a los 35 minutos del segundo tiempo, y el árbitro mexicano Marco Rodríguez no pudo ver, por lo que la FIFA actuó de oficio porque se acogió al artículo 77. b de su código disciplinario, que permite imponer sanciones en forma retroactiva ante "errores obvios" del juez, y que fue implementado en el 2010, aunque jamás se aplicó hasta el día de hoy.

La FIFA, no obstante, sí ha sancionado en otras ocasiones de acuerdo a las imágenes de vídeo. La primera vez que lo utilizó fue durante el Mundial de Estados Unidos 1994, cuando sancionó con siete partidos de suspensión al italiano Mauro Tassotti, por fracturarle la nariz de un codazo al español Luis Enrique, actual entrenador del Barcelona, sin que el árbitro señalase nada.

Tras la clasificación uruguaya, Luis Suárez dio su punto de vista sobre la agresión: "Son cosas del partido. Contacté con su hombro pero no hubo nada. Todos somos jugadores de fútbol". Un dato: no es la primera vez que Suárez muerde a un adversario. Ya lo había hecho en la Premier League, el año pasado, durante un partido contra Chelsea. En esa ocasión, el punta le aplicó un mordisco en el brazo al serbio Branislav Ivanovic. Como consecuencia de la agresión, fue sancionado de oficio con 10 encuentros.