Entrevista Lula Bertoldi [Eruca Sativa] - Famusic Blog

Entender qué se esconde en vos


Lula Bertoldi, cantante y guitarrista de Eruca Sativa, nos introduce en su búsqueda constante por un sonido personal y nos cuenta detalles del gran presente que vive la banda.


Cae el sol y la ciudad se vuelve agobiante en el regreso a casa. El frio y la urgencia hacen que sea imperceptible prestar atención al camino que se toma y nadie imagina que pueda existir una sala de ensayo a metros de la Avenida Sarmiento, casi a orillas de los Lagos de Palermo. Una especie de oasis musical en medio del caos de los autos, o una especie de usina que alimenta aún más el caos cuando los amplificadores se encienden y, junto con Brenda Martin en bajo y Gabriel Pedernera en batería, la banda empieza a sonar.
Allí nos espera Lula Bertoldi, al día siguiente de haber cumplido 28 años, para indicarnos cómo acceder al lugar. Con su habitual entusiasmo y simpatía combina las dos caras de su espíritu geminiano: la sutileza del feminismo y la garra que imprime sobre las seis cuerdas y en su voz sobre los escenarios.
La energía de Eruca Sativa queda en manifiesto cuando Lula desnuda el entusiasmo y la pasión que siente por la música y por el sonido. Sólo unos minutos alcanzaron para que empiece a sacar una a una sus guitarras y a conectar el arsenal de pedales que confluyen en el particular sonido que fue perfeccionando con los años y que ayudó a su banda a ser recientemente nominada en los Premios Gardel como “Mejor álbum grupo de rock” por “Blanco”, su último disco.

Entrevista Lula Bertoldi [Eruca Sativa] - Famusic Blog

“Actualmente estoy usando dos amplificadores de Vintage Electric: uno es el modelo Brit Road y el otro un Nü Twin. Ambos vienen con reverb de fábrica pero yo los pedí sin reverb porque uso la del pedalboard. También los hice retapizar para el último disco porque no vienen en este color. Cada uno de los amplis responden de una forma distinta de acuerdo a lo que yo les voy enviando desde la pedalera. Los pedales analógicos le llegan a los dos equipos pero la pedalera está “ruteada” y llega de forma A/B. En un equipo solo uso el sonido “Clean”, mientras que en el otro uso el “Clean” y la distorsión del equipo que la manejo desde el pedal “Pum” que tengo en la pedalera. Por ejemplo, cuando yo mando una disto, en este caso la “Ithaca 26” de Cluster, suena por ambos amplis, pero si yo la quiero “boostear” piso el “Pum” y sale de un solo equipo. Lo mismo sucede con los otros pedales, que cuando los apretó van a los dos y el “booster” queda solo en uno. Lo que hace este pedal “Pum” es generarme una imagen de audio stereo. Tratamos de hablar y ponernos de acuerdo con el operador de sonido porque a veces cuando uso el “Pum” yo pienso que todavía le falta un poco más de ganancia y queda demasiado al frente. Hemos tenido varias charlas por ese tema”, explica Lula mientras hace sonar fragmentos de las canciones de Eruca Sativa a modo explicativo.

guitarra

¿Cómo generás ese ruteo?

Todo ese “ruteo” lo genero con un “POD X3 LIVE” de Line 6 que me permite abrir la señal en dos dentro del mismo banco. Es decir, puedo sacar un fuzz por un equipo y por el otro saco el sonido limpio o bien por un equipo saco un delay y por el otro una reverb. También puedo hacerlo con delays distintos, uno por cada equipo. Yo uso mucho los efectos de reverb y las combino reverb/delay, reverb/reverb distintas o ping pong de delays. Puedo usar una viola limpia y la otra con trémolo y la pedalera me ayuda a generar esa imagen stereo de una manera más real. La pedalera también tiene un booster que no lo uso tanto, pero para determinados momentos me sirve si tengo que levantar algún riff sin saturar más la señal.
Por ejemplo, en “Fuera o más allá” empiezo con el Ithaca 26 de Cluster que me da un poder, y cuando viene la segunda parte abro el audio para generar otro impacto auditivo. El sonido cambia; es como una imagen que se genera y le da otro color. En “Guitarras de Carton” ya uso más efectos limpios de la pedalera y luego uso el fuzz o meto dos delays distintos, dividiendo la señal. Trato de medirme con los pedales porque a veces se genera una bola de ruido impresionante. En “Real Ficción” también uso los delays distintos y puedo jugar con eso. Es un buen ejemplo de lo que es trabajar en trío y necesitar este tipo de recursos porque a veces te podés quedar corto con la viola. Uso dos efectos iguales en simultáneo y de esa forma no son tres notas que suenan y no dicen nada, sino que se genera como un clima más intenso.

eruca sativa

Todas las guitarras que usás están hechas por un luthier nacional. ¿Cuáles tenés actualmente?

Uso las guitarras que me hace el Luthier “Baccaglioni”. En este momento sólo uso la blanca por una cuestión de practicidad, pero a mí me gusta usar las tres. Las que tengo son la “Maple Top”, la “Lula Bertoldi Model”, que lleva mi nombre, y la guitarra blanca que la use exclusivamente para el disco y le agregué un “Hipshot” para bajar la 6ª cuerda de Mi a Re. Ese sistema me facilitó las cosas y me ahorro varios minutos de escenario. En forma son Telecaster, pero al fin y al cabo no lo son. La guitarra blanca es como la más “Les Paul” porque tiene dos micrófonos dobles. Esos micrófonos son los H-Sonic de DS-Pickups y están buenísimos porque tienen bastante ganancia.

vintage electric

¿Cómo se generó el vínculo para construir esas guitarras?

Él nos mandó un mail hace cosa de un año diciendo que le interesaba trabajar con nosotros y hacernos los instrumentos a Brenda y a mí. Decidimos probarlas y a mí me trajo una guitarra que era todo nogal, no tenía pickguard y traía dos dobles. La viola me encantó, yo sentía que la hubiera hecho exclusivamente para mí y ahí empezamos a trabajar juntos. Iba todo el tiempo al taller y ahí armamos la viola que lleva mi nombre, que tiene pickguard, un sólo micrófono doble y un sólo pote. La que hicimos para la presentación del disco ya tiene dos porque yo necesitaba un micrófono más para tener un audio con el que pueda tocar todo un show. Después armamos otra que se llama “Maple Top” y en el puente tiene un Mini-Humbucker de DiMarzio y un H-Sonic de DS.

Produce otra sensación que muchos músicos actualmente se inclinen por otros instrumentos que no son los que se ven habitualmente sobre los escenarios

Siento que de esta forma yo hago mi propio camino y a la vez colaboro con el laburo de otros. No es fácil hacer cosas acá y competir con marcas de primer nivel mundial. Hay pibes que tocan y dicen “me quiero gastar 15 mil pesos en un Mesa Boogie”. En esos casos deberían plantearse bien qué quieren, si quieren audio, si quieren mejor sonido. Ahora si querés un Mesa andá y compralo. Pero también hay gente que no sabe bien que quiere, entonces está bueno que en nuestro escenario estén estos amplis porque de alguna forma esas personas ven que el audio está en uno, que la búsqueda esta en uno. Yo siento que estas violas son de primer nivel porque he trabajado con el luthier para que así sean.

“El audio está en uno, la búsqueda está en uno”


lula bertoldi

¿El cambio en el sonido fue buscado o una consecuencia de lo que surgió en “Blanco”?

Todo va de la mano, a medida que uno va componiendo va necesitando determinadas cosas. Otra cosa que te va cambiando es ir al estudio. Cuando vos escuchás las cosas grabadas quizás te das cuenta que por ese camino no es y tenés que cambiar. A veces las cosas te suenan de una forma en la cabeza y luego de grabar lo escuchás y sabés que tiene que tener otras cosas. Otra instancia es hacer que el disco, una vez terminado, suene parecido cuando lo tocás en vivo. Todo va sufriendo transformaciones en esas instancias. Con “Blanco” me terminé de definir en armar lo del sonido stereo porque es un disco que está muy bien grabado y hay que hacerlo sonar en vivo. No es lo mismo hacer sonar lo mismo en dos amplificadores que dividir la señal y generar esa imagen. Todo ese laburo me llevó un par de meses.

¿Cómo surgió tu interés por las guitarras y el sonido?

Yo nunca estudié formalmente, fue todo medio tirado de los pelos siempre. Desde de los 12 años que toco y siempre lo hice sola, sin estudiar. Todo surgió porque me regaló la guitarra mi abuela que es directora de un coro y cuando toqué me encantó y ahí quedé toda la vida tocando la guitarra. Siempre lo tomé como algo medio paralelo, porque yo seguí estudiando, después me recibí de Licenciada en Marketing y recién en el 2005 me dediqué de lleno a la guitarra. Ahí tomé algunas clases, ya que me empecé a interesar más y me veía medio limitada en algunas cosas. También fue porque en ese año la conocía a Brenda y armamos “Lucila Cueva”. Hasta ese momento toqué en una bocha de bandas (La Morrison, PowerPampa, Proyecto Aphostol) y con Brenda en esta banda hicimos funk, un poco de rock, que estaba bueno. Ahí sólo hacía coros o cantaba algún cover. Yo era la guitarra rítimica, porque había una guitarra líder. Ya con Eruca Sativa me tuve que poner a estudiar porque Brenda y Gaby tocan muchísimo. Hasta el día de hoy tengo que seguir estudiando para poder estar a su altura. Es muy difícil que ya a esta altura alcance un nivel de virtuosismo sorprendente o que a nivel mundial digan “cómo toca”, yo estudio porque me gusta tocar y amo la guitarra. No busco ser la más virtuosa porque no lo voy a ser, mi búsqueda va por otro lado, por la originalidad del audio, por trabajar. Me gusta mucho investigar, ir al taller de Baccaglioni o de Vintage Electric y ver cómo se pueden mejorar cosas.

“Mi búsqueda va por otro lado, por la originalidad del audio, por trabajar”


Entrevista Lula Bertoldi [Eruca Sativa] - Famusic Blog

Siento que las últimas bandas que están surgiendo basan mucho su laburo en el estudio del instrumento y que se interesan más por el audio, cosa que había dejado de ser habitual durante algunos años.

Si es como vos decís es un buen momento entonces. Yo creo que lo de la lejanía del músico y su imagen mística se terminó hace rato… Ahora hay una nueva generación que se crió cuando desaparecieron las principales cabezas de bandas o las bandas se disolvieron y quedó como un hueco. Nosotros como fanáticos de la música lo notamos y lo sentimos. Se fueron muchísimas bandas y en el medio salieron bandas muy zarpadas. “Catupecu” sigue en su búsqueda experimental que me parece muy buena y es admirable. Yo escucho un disco suyo y veo que están en una búsqueda que es muy delirante y a la gente le gusta. Otra gran banda es Massacre. Si uno quiere hablar con alguien que sea un doctor en guitarras tiene que hablar con el “Tordo”, guitarrista de Massacre. Ese chabón la tiene clarísima. Cada vez que lo veo aprendo algo más de audio. Yo creo que esas personas que nunca paran de buscar cosas son las que están marcando una nueva tendencia. Carajo también es otra banda que suena muy bien. Tery es un enfermo del sonido de viola. Lo que toca y lo que suena es de primera, de un nivel internacional. Eso hizo que la gente haya subido su nivel de exigencia y nosotros los músicos tenemos que subirlo también porque el contexto está así, más exigente. Eso está buenísimo y suma para todos.

En ese hueco que mencionás desaparecieron los trios de rock. ¿Cómo se dio esta idea de que Eruca Sativa sea un trío?

Fue así. Nos encontramos los tres y armamos una banda, no es que veníamos pensándolo. Se dio todo de una forma natural. Ya en el primer ensayo terminamos tocando los temas que integraron el primer disco y a los cuatro meses lo estábamos grabando. Es más, el primer demo de cuatro temas lo grabamos a la semana de armar la banda. Porque sí, porque estaban las canciones, estaban los arreglos y dijimos “sí, vamos para adelante”.

"La gente subió su nivel de exigencia y nosotros los músicos tenemos que subirlo también porque el contexto está así, más exigente”


guitarra

¿Cómo lograron que los temas aparezcan tan rápido?

Yo tenía un par de temas que tenía de esa última época y Brenda también, entonces juntamos todo ese material, lo arreglamos y lo hicimos. Por ejemplo, “Frio cemento”, “Locura es no ser”, “Foco”, “Lo que no ves, no es” o la versión de “Eleanor Rigby” son temas que pertenecen a la primera época que se dio en el primer o segundo ensayo donde nos juntamos. Ya en el segundo disco compusimos los tres juntos y en Blanco también.

¿A qué adjudicás que Eruca consiga tantas cosas en tan poco tiempo?

Es una mezcla de cosas. Que Brenda y yo seamos mujeres y no hagamos música de mujeres llama mucho la atención. Después tenemos la suerte que a la gente le gustan los temas que hacemos, que la banda tenga mucha energía arriba del escenario y se perciba algo intenso. Mucha gente también nos dio manos, como “Vintage Electric” o como “Baccaglioni” que nos ayudan. No cualquiera te da un ampli, una viola o te ofrece un endorsement. Eso también hace que uno suene particular. Yo podría usar Telecaster de Fender o un Marshall y sabés que de esa forma más a sonar bien siempre, pero prefiero tener cosas propias que me den un sonido mucho más particular, más mío. Que sea potente e imponente pero más personal y eso lo logro con violas customizadas que usan micrófonos nacionales. Por eso me gusta mucho Vernon Reid de “Living Colour”, porque siempre me pareció que tienen un audio súper original que no lo vas a escuchar en otro lado. Más allá de su talento y sus dedos, él elegía un audio tan raro y tan de él que impuso algo. También pasa con Skay en Argentina y me encanta.

eruca sativa

En "Blanco" tuvieron la participación de Fito Páez, ¿cómo llegaron a contactarse?

Fue muy loco. Nosotros tenemos un amigo en común que le mostró la banda y a Fito le re gustó. Un día estábamos en el medio de un ensayo y me llama mi amigo diciendo que me iba a pasar con Rodolfo y aparece Fito en la línea. Cuando me empezó a hablar no lo podía creer y puse el teléfono en altavoz para que escuchen todos. En ese momento nos dijo que le gustaba la banda, que contemos con él para lo que sea y que le interesaba tocar con nosotros. Fue todo así, divino. Al año cuando entramos a grabar el disco teníamos un tema, “Guitarras de cartón”, que se hizo pensando que él lo podía cantar. Cuando lo llamamos vino enseguida y se pasó todo el día en el estudio. Grabó voces, teclados, arreglos y modificó la última parte de la letra con algo que quería agregar y le gustaba más.

¿Piensan seguir con el ritmo de un disco cada 2 años como hasta ahora?

No tenemos nada pensado por ahora. Lo anterior fue una trilogía y teníamos que respetar un cierto tiempo de laburo. Ahora que ya lo terminamos no tenemos un plazo tan pautado. Estamos muy tranquilos y seguimos componiendo pero no nos estamos poniendo muchos términos. Vamos a ver qué pasa, queremos innovar.

¿Qué proyectos tienen a futuro?

Seguir presentando “Blanco”. A fin de junio tenemos el festival “El emergente” y también nos vamos a Colombia al festival “Rock al parque” ya que nos llamaron para participar. Es uno de los festivales más importantes de Latinoamérica y se hace gratis para toda la gente. Ya han ido varias bandas de Argentina y ahora nos toca a nosotros y es todo un honor. Ya en julio, el 19, tocamos en Vorterix nuevamente.

Sebastián Konrad

3 comentarios - Entrevista Lula Bertoldi [Eruca Sativa] - Famusic Blog

aerosoul
genial, sigo a esta banda desde hace rato
pochygomez
muuuuuuuuuuy buena la nota, me gusta la banda y toco en una los escuche en vivo y son una bomba!!!! me preguntaba que usa? como hace para sonar asi esa viola, jaja ya ta ya lo se, GRACIAS!!!