epelpad

El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Desbaratán campos de explotación en Batán

El procedimiento se originó en la denuncia de una ONG, cuyos integrantes habían entrado al lugar disfrazados de Reyes Magos. La mayoría de las víctimas es de origen boliviano. Denuncian situaciones de trabajo infantil.




A partir de la denuncia presentada por una ONG –cuyos militantes, para poder entrar en el establecimiento, se habían disfrazado de Reyes Magos–, fue allanada una empresa frutihortícola próxima a Mar del Plata: allí había unos 200 hombres, mujeres y niños, en su mayoría de nacionalidad boliviana, bajo condiciones de “trata de personas con fines de explotación laboral”, según el fiscal que encabezó el operativo. Los trabajadores vivían “en condiciones horrendas”, según el funcionario judicial, y –según la ONG denunciante– también se estarían produciendo situaciones de trabajo infantil. Anoche, la Oficina de Rescate a las Víctimas de Trata intervenía para procurar alojamiento provisorio a los afectados.

“El resultado de los procedimientos ha sido ampliamente positivo en cuanto a constatar situaciones de posible explotación laboral. Por las condiciones en que fueron encontradas estas personas, y dados los lugares donde vivían, se han verificado situaciones de naturaleza horrenda”, anunció el fiscal Gustavo Rodríguez con respecto a las actuaciones efectuadas ayer cerca de la localidad de Batán, a unos 20 kilómetros de Mar del Plata, y señaló que “se dispuso la clausura judicial de las viviendas”.

Los procedimientos se efectuaron en el establecimiento Compañía Frutihortícola SA, y “hasta el momento todavía no hay imputados –aclaró el fiscal–: seguramente va a haberlos cuando analicemos las pruebas obtenidas”. En el allanamiento intervinieron 300 efectivos de Gendarmería Nacional, con apoyo de helicóptero, y participaron funcionarios del Ministerio de Trabajo de la Nación.

“En principio, la calificación es trata de personas con fines de explotación laboral y eventualmente infracciones al orden migratorio”, precisó el fiscal Rodríguez, y señaló que “en la finca había un número estimado de 200 personas: en su gran mayoría eran de nacionalidad boliviana, y algunos eran argentinos procedentes de Santiago del Estero. Había una cantidad todavía no determinada de menores de edad”.

Anoche, Zaida Gatti, titular de la Oficina de Rescate a Damnificados por la Trata, del Ministerio de Justicia de la Nación, anunció que “estamos interviniendo para garantizar el alojamiento de estas personas; en cuanto a los menores de edad, participará también el Ministerio de Desarrollo Social; todavía no sabemos si algunos de los mayores preferirán permanecer en el lugar hasta que cobren sumas adeudadas, pero los menores no pueden seguir en esas condiciones”.

Patricia Gordon, integrante de la Fundación Alameda y de la Mesa de Trabajo contra la Trata de Personas del Concejo Deliberante de Mar del Plata, contó que “recibimos denuncias de vecinos de la zona y también de docentes, que advertían sobre altos niveles de deserción escolar de estos chicos en épocas de cosecha. Pero necesitábamos entrar con cámara oculta. Para lograrlo, aprovechamos la proximidad del Día de Reyes. Nos presentamos en la comisaría de la zona como un grupo de jóvenes cristianos que estábamos haciendo entrega de juguetes, y nos permitieron pasar. Tuvimos la colaboración del Grupo de Apoyo de Madres de Plaza de Mayo e Hijos de Mar del Plata. Efectivamente entregamos juguetes, hicimos una actividad lúdica con los chicos, y filmamos con cámara oculta”.

Con las pruebas obtenidas, Gustavo Vera, titular de la Fundación Alameda, se presentó ante la Fiscalía General para denunciar a tres establecimientos de la zona. El fiscal Rodríguez requirió y obtuvo la orden de allanamiento del juez Rodolfo Pradas.

Según el comunicado de la Fundación Alameda, “es habitual el trabajo de los pibes de 6 a 11 años en las cosechas de morrón, tomate y frutilla. Todos los chicos con los que se habló reconocen que trabajan”. Según la ONG, “fincas de florihorticultura se han convertido en verdaderos campos de concentración totalmente cerrados al exterior” y esto sucedería “a veinte kilómetros de Mar del Plata, en el partido de General Pueyrredón, en el cordón frutihortícola de Sierra de los Padres y Batán, uno de los más importantes del país, que distribuye su producción en el Mercado Central y para la exportación”.


Por Pedro Lipcovich


Desbaratán campos de explotación en Batán

2 comentarios - Desbaratán campos de explotación en Batán