El Gobierno dejó de pagar 613 mil salarios familiares durante 2010



Fue porque los sueldos superaron el tope de $ 4.800 para cobrar el beneficio.

El Gobierno dejó de pagar 613 mil salarios familiares



Por la falta de actualización del tope salarial que da derecho a cobrar los beneficios, durante el año pasado la ANSeS pagó 613.000 asignaciones familiares menos a los trabajadores activos formales: de 3.997.700 pagos que se hicieron en marzo de 2010, la Secretaría de Seguridad reportó 3.384.700 en diciembre último.

Además, como el salario familiar por hijo y el prenatal son de montos decrecientes, según la escala salarial del trabajador, también la falta de actualización de esas escalas fue llevando a que más trabajadores pasaran a cobrar menos .

Y lo mismo pasó con las asignaciones de pago único . Por ejemplo, en 2009 se pagaron 243.787 asignaciones por nacimiento y en 2010 bajó a 216.305. En tanto, la asignación de matrimonio se redujo de 78.923 a 64.136 entre esos dos años.

Este proceso de caída de los beneficios ya tiene más de dos años y medio . En septiembre de 2008 se fijó que los trabajadores en blanco cobran las asignaciones familiares, como el salario por hijo o por matrimonio, si ganan menos de $ 4.800 de sueldo bruto (antes de los descuentos de jubilación y obra social) y sin computar las horas extras ni el aguinaldo.

Y desde entonces sigue congelado.

Ese beneficio no es uniforme: es de $ 220 mensuales por hijo si el trabajador gana menos de $ 2.400, se reduce a $ 166 si gana entre 2.401 y $ 3.600, se achica a $ 111 si cobra más de $ 3.600 y desaparece para los de más de $ 4.800, salvo si el hijo es discapacitado. En las llamadas “zonas desfavorables”, los topes son similares pero la asignación es más alta.

Por ejemplo, en marzo de 2010 había 2.439,800 pagos de salario familiar y prenatal de $ 220 para trabajadores que ganaban menos de $ 2.400. En diciembre se redujeron a 1.704.600. Esos 700.000 cobraban $ 220 y pasaron a $ 166 porque tuvieron un alza nominal en sus salarios. En tanto, por lo mismo otra cantidad similar se achicó a $ 111. Finalmente, 613.000 trabajadores superaron el tope de $ 4.800 y quedaron eliminados del padrón de beneficiarios.

Como esos límites salariales no se ajustan desde septiembre de 2008, con la inflación acumulada, el tope salarial hoy debería rondar los $ 8.000 . En tanto los actuales montos de los beneficios rigen desde septiembre de 2010 y ya sufrieron -también por la inflación- una pérdida significativa.

Así las cosas, con cada aumento salarial más trabajadores van dejando de cobrar esas asignaciones o pasan a cobrar menos, como está pasando ahora con las renovaciones de los convenios.

En tanto, el informe de Seguridad Social señala que a diciembre de 2010 se pagaron 3.513.064 asignaciones por hijo a trabajadores informales, beneficio que se implementó a fines de 2009.

Lo que muchos especialistas cuestionan es que la extensión del salario por hijo y el prenatal a los asalariados informales se esté financiando con la reducción de las asignaciones familiares a los trabajadores formales y haberes previsionales bajos , cuando debería sostenerse, para tener un sesgo redistributivo progresivo, en impuestos a las rentas financieras.

Todo esto derivó en una situación previsible y fue sucediendo mientras la CGT viene reclamando al Gobierno la actualización de las escalas y topes salariales. Pero la central obrera hasta ahora no obtuvo respuesta, con la consecuencia negativa para miles de trabajador


fuente: http://www.ieco.clarin.com/economia/Gobierno-dejo-pagar-salarios-familiares_0_478152241.html