La carta del guionista de Tato al presidente de la SIP

En una carta dirigida al presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), Gonzalo Marroquín, a la sede que la entidad tiene en Miami, Estados Unidos, el histórico guionista de los monólogos del capocomico Tato Bores, planteó su postura sobre la visita de la entidad que nuclea a dueños de diarios de la región a la Argentina y sus conclusiones:

Con profunda satisfacción he leído la carta que usted enviara ayer a nuestra Presidenta, la Dra. Cristina Fernández de Kirchner, en la que menciona que en nuestro país se está dando un “debilitamiento de la libertad de prensa", lo cual lo preocupa, así como también que "se han agudizado serias limitaciones a la libertad de prensa", por lo que concluye: "Hemos exhortado a legisladores a impulsar una ley de acceso a la información pública."

Demás está decir que concuerdo en un todo con su diagnóstico, tan brillantemente expuesto en su conceptuosa carta. Carta, que gracias a Dios Misericordioso, tuve oportunidad de leer en distintos periódicos de esta capital, tanto impresos, como digitales de capital e interior. También obtuve noticias de la misma a través de informativos y programas de actualidad que se transmiten por canales de televisión de aire, así como por variados canales de cable. Asimismo pude saber de su acertada misiva escuchando radios que se refirieron a ella, tanto en emisoras de AM, como de FM. El texto también lo pude observar en varios portales de Internet, en distintos buscadores que incluyen un apartado de noticias, y obviamente, se lo puede ver en blogs de procedencias sumamente variadas. Solamente en Google encontré que hay 501 páginas (hasta las 7.34 pm) que mencionan su epístola. Tampoco puedo dejar de mencionar que amigos míos me la han hecho llegar por Facebook y en Twitter existen ya, por suerte, algunos comentarios favorables. Los SMS y MSN no los menciono por ser propio de gente muy joven.

Tiene usted razón mi querido Marroquín, nuestra libertad de prensa está sumamente debilitada, al borde del abismo y se hace imprescindible impulsar una ley de acceso a la información pública. Caso contrario seguiremos en el limbo actual de la ignorancia. Permítame que me atreva a decir, que menos mal que está usted al frente de la SIP para socorrernos ante este terrible marasmo en que nos encontramos los argentinos. Gracias nuevamente.

Respetuosamente
Santiago Varela
Buenos Aires, Argentina

Fuente