La mujer aseguraba que su bebé nació poseído luego de esa relación y quiso exorcizarlo. Le dio para tomar un brebaje a base de vinagre y aceite que terminó con la vida del pequeño

Dice haber tenido sexo con demonio estando embarazada


[size=18]Latisha Lawson es el nombre de esta mujer que provocó la muerte de su bebé, cuando quiso sacar de su cuerpito un supuesto demonio que habría tenido relaciones sexuales con ella.

Así, le dio para tomar aceite de oliva y vinagre hasta que se murió de un paro cardíaco.

Según la mujer, era necesario darle de tomar el brebaje para que el demonio llamado "Marzon" saliera del cuerpo de su hijo. El nene vomitó pero ella siguió obligándolo a tomar el preparado hasta que lo mató.

"Tuve relaciones con un demonio mientras estaba embarazada" y según contó en el juicio debía someter a su hijo a un exorcismo porque se lo había dicho Dios. Después de la muerte de su hijo, ella estaba convencida de que el bebé resucitaría.

La policía asegura que el cuerpo del bebé fue hallado más de un año después de su muerte en noviembre de 2009 y su madre fue arrestada en diciembre. Ahora podría enfrentar una pena de hasta 45 años de cárcel.
[/size]