Mientras el jurado hacía la devolución del baile de las hermanas Silvina y Vanina Escudero, Moria Casán propuso: “Quiero que las hermanas le den un pico al conductor”. Ni lento ni perezoso, Marcelo Tinelli se entusiasmó con la idea pero, rápidamente, apareció Waldo Navia-marido de Vanina- y preguntó indignado: “¿Pico de qué?".
El conductor no se dejó inhibir, y si bien dejó afuera a la esposa de su amigo, arrancó una ronda de piquitos desopilante. Antes, de forma juguetona, le quitó de la boca el chicle a Silvina. Luego, fue el turno de los besos a todos. Y cuando decimos “todos”, ¡es todos! Marcelo besó en la boca a los integrantes del jurado, al staff de bailarinas y a Silvina en tan sólo 38 segundos.
Pico va, pico viene, Tinelli se entretiene

Pero uno de los momentos más picantes de la noche tuvo lugar cuando tras la repetición del beso inicial, Silvina le disparó a Tinelli: “Yo le voy a explicar a tus hijas que siempre te quise. Digamos la verdad: vos el año pasado te me insinuabas, le preguntabas a todos por mí. Lo único que te falta es tirarte, no podés coquetear con otras. Si sos mío, no sos de nadie más”. La respuesta de Tinelli no tardó en llegar: “¡Cómo lo entiendo a Matías Alé!”
pico







link: http://www.youtube.com/watch?v=xlZ-TTPSv70

fuente http://www.ciudad.com.ar/espectaculos/80761/marcelo-tinelli-los-besos-en-bailando-2011