Hay que agregar dos nuevos cuadritos en la tabla periódica de elementos

2 nuevos elementos en la tabla periodica

Quitan y ponen planetas en el Sistema Solar y no van a incluir nuevos elementos químicos en la tabla periódica. ¿Cierto? El tema es que el Instituto Conjunto de Investigación Nuclear (JINR) acaba de agregar oficialmente dos elementos a la querida (?) tabla, y no elementos cualquiera pues, sino los dos más pesados… hasta el momento.

Hasta ahora, el elemento de mayor peso atómico era el copernicio (285), pero le salieron al paso los elementos 114 y 116, que tienen una masa atómica de 289 y 292, respectivamente. Ambos son radiactivos y pueden existir por menos de un segundo, para luego bajar a átomos más livianos (del 116 pasa al 114 y luego al copernicio).

Las pruebas de estos elementos datan desde hace más de una década. En 1999, físicos rusos bombardearon plutonio (244) con calcio (48) y obtuvieron un efímero átomo de 114, mientras que el 116 fue descubierto en 2000. Ahora, tras exhaustivos experimentos y una revisión de tres años, ambos elementos recibieron su status oficial por parte de la Unión Internacional de Química Pura y Aplicada (IUPAC) y la Unión Internacional de Física Pura y Aplicada (IUPAP).

Por el momento recibieron los nombres de “ununquadio” y “ununhexio”, pero aún queda por precisar los nombres con los que quedarán definitivamente, principalmente porque sus descubridores del Instituto de Dubna, en Rusia, propusieron “flerovio” para el 114 y “moscovio” para el 116.

Paralelamente, el comité también revisó los argumentos para los elementos 113, 115 y 118 (temporalmente denominados ununtrio, ununpentio y ununoctio), que podrían rápidamente despojar al ununhexio de su título por tener una masa atómica de hasta 294. Pese a que los consideraron alentadores, por el momento no reúnen los criterios para pasar a ser nuevos elementos y deberán esperar una nueva revisión dentro de un par de años.

Me compadezco por los pobres estudiantes escolares que les acaban de complicar aún más la próxima prueba de química.

Fuente