Papa: Europa debe defender la familia basada en el matrimonio hombre-mujer
Ante unos 30.000 fieles, que asistieron en la plaza de San Pedro del Vaticano a la audiencia pública de los miércoles, el Pontífice analizó su viaje a Croacia del pasado fin de semana, en el que defendió a la familia tradicional, se mostró contrario a la convivencia de las parejas antes de casarse y a las parejas de hecho.

También condenó el aborto y la eutanasia y volvió a subrayar las raíces cristianas del viejo continente.

"En la Europa actual, las naciones de sólida tradición cristiana tienen una especial responsabilidad en la defensa y promoción de los valores de la familia basada en el matrimonio, que sigue siendo decisiva tanto en el campo educativo como en el social", dijo el Obispo de Roma.

Benedicto XVI expresó su preocupación ante la multiplicación de separaciones y divorcios y exhortó a las parejas a la fidelidad, que es -señaló- el testimonio significativo del amor de Cristo.

El Papa se refirió asimismo a su reunión con los jóvenes croatas en una plaza de Zagreb (única etapa del viaje), con las familias en la misa multitudinaria que celebró ante unas 400.000 personas en el hipódromo de la capital y su encuentro con el mundo de la cultura.

Ante un millar de personas, entre políticos, académicos, intelectuales, empresarios y líderes religiosos, reunidos en el Teatro Nacional, el Papa dijo que si la conciencia, la religión y la moral se relegan al ámbito privado, como pretende "el pensamiento moderno más en boga", la crisis de Occidente "no tiene remedio y Europa seguirá perdiendo terreno".

Asimismo afirmó que la religión no es una realidad separada de la sociedad, sino un componente suyo connatural.

El Papa manifestó hoy que Europa debe custodiar y renovar el humanismo de raíces cristianas.

"Un humanismo que ponga en el centro la conciencia del hombre y su apertura a la trascendencia y sea capaz de inspirar proyectos políticos diferentes, pero a la vez convergentes para la construcción de una democracia basada en los valores éticos radicados en su propia naturaleza humana", consideró hoy.

Ante 50.000 jóvenes croatas el Papa aseguró que Jesús "no es un embaucador", sino alguien que dice claramente que el camino con él requiere esfuerzo y sacrificio, pero que vale la pena.

Hoy destacó como esos miles de jóvenes se recogieron durante numerosos minutos rezando y en un silencio absoluto durante la adoración del Santísimo.

Según contó el portavoz vaticano, Federico Lombardi, durante el viaje, el Pontífice se quedó muy impresionado al verles arrodillados durante muchos minutos en un ambiente de recogimiento y rezos.

En la misa multitudinaria, con motivo de la Jornada Nacional de las Familias Católicas croatas, el Papa pidió a las parejas de novios que no cedan a "esa mentalidad secularizada" que propone la convivencia "como preparatoria, o incluso sustitutiva del matrimonio (parejas de hecho)" y denunció que en la sociedad actual el amor se reduce a la satisfacción de impulsos instintivos.

El Pontífice exigió a los gobernantes medidas legislativas que apoyen a las familias para que puedan engendrar y educar a los hijos.

El Papa defendió la entrada de Croacia en la Unión Europea, aunque reconoció que se puede entender que sectores de la sociedad se muestren escépticos ante la misma, ya que Europa se ha convertido "en un centralismo demasiado fuerte que no tiene suficientemente en cuenta la historia y la riqueza de los pueblos que la conforman".

Europa debe defender familia de matrimonio hombre-mujer
matrimonio

FUENTE: http://www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=843288