¿Quiénes son los vice del "progresismo" opositor?


Morandini y Fraga: el pseudo progresismo



El economista compañero de fórmula de Ricardo Alfonsín prefiere no hablar demasiado de su pasado en la función pública. La vice de Hermes Binner tuvo una actuación legislativa que va a contrapelo de lo que pregona el socialista.



clarin


Las dos fórmulas opositoras que pretenden no quedar rotulados como "la derecha", cuantan con aspectos inocultables en este sentido. Además de aliarse con Francisco De narváez, algunos dicen que la elección de Javier Gonzáles Fraga como vice de Alfonsín es un claro guiño al stableshment, una señal para los intereses del mercado. Por otra parte la postulación de Norma Morandini como dupla de Binner, más allá de que le aseguraría al socialista apariciones permanentes en el inconmensurable aparato mediático del Grupo Clarín, denota varias contradicciones.

El candidato a vicepresidente de Ricardo Alfonsín tiene pasos por la función pública que preferiría olvidar. Un informe que hoy publicó el diario tiempo Argentino señala que Javier González Fraga no solo fue titular del BCRA en la era menemista sino que también fue asesor del banquero saudí Pharaon, acusado por lavado de dinero en el escándalo BCCI. Este caso fue la piedra basal de las investigaciones que se llevaron a cabo en la Comisión parlamentaria por el enjuague de dinero sucio en la Argentina. En ese expediente, González Fraga figura como testigo: declaró el 7 de octubre de 1992.

La relación entre Fraga y Pharaon comienza en los `80, consigna diccho matutino. En esa época el alfonsinismo gobernante siguió una propuesta del establishment, y planteó un programa de capitalización de deuda externa a cambio de inversiones. El banquero saudí era un viejo conocido del dictador Roberto Viola y aprovechó la oportunidad. Contrató al estudio Severgni, Robiola, Grinberg y Larrechea para materializar societariamente el desembarco de sus muchos millones de dólares en el país.

El consultor del estudio que quedó a cargo del cliente fue Javier González Fraga. El economista por esos años cumplía labores de asesoría en la Dirección de Empresas Públicas, por pedido del Ministerio de Economía. En pocos meses Pharaon compró la financiera Finamérica a Fiat, abrió una sucursal del BCCI en Buenos Aires, obtuvo un pasaporte y creó sociedades (Hotel Corporación Argentina, Jojoba Sudamericana y Jojoba Argentina). También consiguió la autorización para levantar un exclusivo hotel en la zona de Retiro, que formaría parte de la cadena Hyatt. Pero como contrapartida debía construir el Club Med en Chascomús. Presiones de por medio, Fraga consiguió que le habiliten la construcción del hotel. Por ese entonces el país se desmoronaba y con ellos los proyectos del magnate.

Ya en los `90 Pharaon renovó los llamados a Buenos Aires para destrabar sus proyectos de capitalización. Uno de los destinatarios era el secretario General de la Presidencia, Alberto Kohan. El otro era el flamante presidente del Banco Central, Javier González Fraga. El paso de Fraga por el banco fue fugaz. Pero en sólo 30 días aprobó los planes del saudí y desarticuló el Centro de Asuntos y Estudios Penales (CAEP).

Por su parte, la candidata a vicepresidente de Hermes Binner, Norma Morandini, es una senadora cordobesa, que tiene una larga experiencia como periodista en diferentes medios del Grupo Clarín.



En este sentido sus posturas como legisladora respecto de del Multimedios son coherentes. Con el bloqueo a la planta de Clarín por parte de trabajadores del la planta Artes Gráficas, Morandini indicaron sostuvo que era una clara violación a la libertad de expresión, consagrada en la Constitución Nacional y los tratados internacionales. Sin embargo nunca se expresó sobre el conflicto sindical que dio origen a la protesta y la decisión de la empresa de ignorar las resoluciones judiciales al respecto.

Además, Norma Morandini estuvo presente en la polémica entrega de premios de ADEPA a la libertad de expresión, sentada muy cerca de los agasajados de esa noche: El CEO de Clarín, Héctor Magnetto, y del CEO de La Nación, Bartolomé Mitre.

Pese a considerarse una representante del progresismo argentino, al menos en sus discursos, en los hechos la legisladora no dejó proyecto del Grupo A por respaldar.

Entre los proyectos que Morandini votó en contra se encuentran: La creación del Banco Nacional de Datos Genéticos como organismo descentralizado; La incorporación en el Código Procesal Penal de la Nación del Artículo 218 bis, sobre obtención del ADN; La Ley de Protección de Glaciares 2010 (texto consensuado entre el oficialismo y bloques opositores); La Prórroga de las leyes 25.561 y 26.077 de emergencia económica, sanitaria y ocupacional, y vigencia del Programa Jefes de Hogar; Ratificación de la resolución 125 (retenciones); Ley de facultades delegadas (2009/2010); Presupuesto 2009; Presupuesto 2010; Rescate de Aerolíneas Argentinas y Austral y la Incorporación del 24 de Marzo como feriado nacional.



Además, el día que se votó la Ley de Servicios Audiovisuales, Morandini optó por retirarse del recinto.




Unite a la comunidad:

Contra las Mentiras de Clarín


oposicion

(Click en la imagen)