Un análisis de laboratorio encontró rastros de materia fecal, hongos y salmonella en productos alimenticios de un restaurante que da servicio a los 500 diputados...


Un análisis de laboratorio encontró rastros de materia fecal, hongos y salmonella en productos alimenticios de un restaurante que da servicio a los 500 diputados federales mexicanos, denunció este martes uno de los legisladores.
El diputado del Partido del Trabajo Mario Di Costanzo explicó que el restaurante "Los Cristales", cuya concesión está a cargo de la empresa Alimentos Cook-Chill, es la responsable de esta mala práctica salubre, que pone en riesgo la salud de los congresistas.
El legislador aseguró que en un estudio de laboratorio se detectó que algunos alimentos habían caducado y se encontraron "registros de salmonella, rastros de heces fecales, incluyendo algunos hongos".
Esto "obliga" el retiro de concesión a la empresa que maneja los alimentos al interior de la Cámara de Diputados, afirmó el diputado. "Los Cristales" es un restaurante caro y malo y creo que todos los meses ha reprobado estos análisis de laboratorio. Hay uno que dice que hay rastros de heces fecales en los platos y ahí comemos a diario muchos diputados", indicó.
Di Costanzo mostró ante los más de 500 diputados y medios de comunicación los resultados del estudio sanitario realizado de abril a noviembre de 2010.
El estudio de análisis microbiológico estuvo a cargo de los laboratorios Villarreal y en el se advierte que "las prácticas de insalubridad siguen repitiéndose sin que se tomen acciones al respecto".
El legislador enseñó a los medios una parte de los resultados de diversos análisis a diversos platillos, los cuales fueron considerados como de "alto riesgo sanitario" que pueden provocar desde "una diarrea pasajera hasta una enfermedad mortal".
El mismo estudio señala que platos, vasos y tazas de ese restaurante fueron señalados como deficientes, por lo que recomendó lavar y desinfectar con mayor frecuencia estos utensilios.
El informe agregó que el personal del área de parrilla, que incluye cocineros y camareros, "no están aptos para manejar alimentos, debido a la falta de higiene regular de sus manos".
Según los datos del análisis, las salsas y guisados registraron altas cargas de bacterias patógenas que rebasan todos los niveles de seguridad sanitaria.


f