El gobierno de Argentina quiere cambiar la cara de la TV


El gobierno de Argentina quiere cambiar la cara de la TV

Por Veronica Smink para BBC Mundo, Argentina


Será la licitación de canales de televisión de señal abierta más grande en la historia de Argentina y cambiará por completo el mapa audiovisual del país: el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner llamará a concurso en los próximos meses para conceder 220 nuevas licencias de TV.


Television


Se trata de canales abiertos de transmisión digital, un formato que no existía en Argentina hasta 2010 cuando el gobierno lanzó por decreto un sistema de televisión digital terrestre, a través del cual el Estado comenzó a ofrecer 14 señales gratuitas.
Hasta entonces, la televisión abierta en Argentina consistía en un total de 45 canales que pueden verse en distintas partes del país y que se transmiten en formato análogo. 29 de esos canales son privados.
Con la incorporación de la TV digital habrá más de 300 señales de transmisión gratuita.
Al anunciar la licitación de los nuevos canales el pasado 21 de junio, la presidenta Fernández señaló que la iniciativa busca poner fin a los monopolios, "que son malos en todas las actividades, no solamente en la televisión (…) porque convierten al usuario en cautivo y no en usuario".
La mandataria hacía una referencia velada al Grupo Clarín, el principal multimedios del país, que está enemistado con el gobierno desde 2008. El grupo es dueño de la empresa proveedora de televisión por cable Cablevisión, que domina el mercado de la TV local.
Se estima que Argentina es el tercer país del mundo con mayor penetración de televisión por cable, alcanzando hasta un 80% del mercado.

¿Podría crearse un monopolio oficialista?

Según el diario Perfil, crítico del gobierno, el plan del oficialismo es vender las nuevas señales a empresarios mediáticos cercanos a la Casa Rosada.
Sin embargo Luiz Lázaro, el coordinador general de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca) –la entidad que decidirá el otorgamiento de las licencias- aseguró a BBC Mundo que es "material y fácticamente imposible" que el gobierno cree su propio monopolio de medios amigos.
La Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (más conocida como ley de medios), que fue aprobada por el Congreso en octubre de 2009, estipula que nadie podrá poseer más de 10 licencias de servicios de comunicación audiovisual en todo el país.
A nivel local, sólo se puede ser dueño de una licencia de radiodifusión televisiva abierta.
Los 220 canales digitales nuevos serán todas señales de alcance local, y –según Lázaro- habrá un promedio de entre 4 y 12 canales nuevos por localidad.

"Direct TV K"

No obstante, los partidos de oposición temen que el kirchnerismo esté buscando crear una plataforma digital oficialista, ampliando su actual oferta digital de 14 canales, que sólo incluye señales públicas o afines al gobierno.
Para muchos no es casual que esta iniciativa gubernamental sea lanzada en un año electoral. Como ejemplo de que se trata de algo políticamente motivado, destacan el hecho de que la presidenta Fernández anunció las nuevas licitaciones de canales durante la misma trasmisión por cadena nacional en la que confirmó que se postulará nuevamente para la presidencia en los comicios del 23 de octubre próximo.
En señal de protesta por lo que consideran un intento por crear un "Direct TV K", los legisladores de la oposición decidieron boicotear la conformación del directorio de la Afsca -que decidirá las adjudicaciones- y no designaron a los dos representantes parlamentarios que les corresponde en el cuerpo.
Así, la decisión sobre las licitaciones quedará en manos de los otros 5 integrantes del directorio: dos representantes del Poder Ejecutivo (incluyendo al presidente del bloque), dos integrantes del Consejo Federal de Comunicación Audiovisual (órgano creado por el gobierno en 2009, que representa a las provincias y a los prestadores comerciales, entre otros), y un representante de la Comisión Bicameral de Promoción y Seguimiento de la Comunicación Audiovisual del Parlamento.

Antenas y "TV para Todos"

En su alocución del 21 de junio, la presidenta Fernández dijo también que el gobierno planea construir un total de 120 torres de transmisión, que permitirán que las señales digitales abiertas puedan verse en cerca del 80% del territorio nacional.
"Estamos llegando a la torre número 19", informó la jefa de Estado, quien prometió que al menos "50 o 60" de las antenas estarán instaladas antes de fin de año.
La mandataria anunció, además, el lanzamiento -el próximo 1º de julio- del programa "TV para Todos", por el cual el Estado ofrecerá planes de crédito para la compra de 350 mil televisores, con receptores digitales incluidos.



Cómo será la nueva televisión digital abierta en Argentina:

220 canales nuevos: El 50% será para el sector comercial, el resto para uso sin fines de lucro. Serán señales de alcance local. La capital tendrá 12 canales nuevos, el resto entre 4 y 12.
14 canales digitales de alcance nacional, que ya transmite el Estado desde 2010.
45 canales que actualmente transmiten por señal análoga y serán reconvertidos al formato digital.
24 canales provinciales: las 23 provincias y la capital federal tendrán su señal propia.
45 canales universitarios: todas las universidades públicas nacionales tendrán su espacio televisivo.


FUENTE


monopolio