LA PROPUESTA DE CREAR UNA UNIVERSIDAD EN SAN ISIDRO, TIGRE Y ALREDEDORES
Para estudiar en zona norte

El proyecto de la Universidad Nacional de la Región Metropolitana Norte, impulsado por la CGT, pretende articular a los trabajadores organizados con la comunidad educativa y los sectores productivos. Fue aprobado en Diputados y espera tratamiento en el Senado.

“Nuestra región, San Isidro, Vicente López, Tigre y San Fernando, no cuenta con oferta universitaria estatal. Hay gran cantidad de jóvenes que podrían asistir a una universidad acá y hoy se trasladan a la Capital”, dice el secretario general de la CGT Zona Norte, José Luis Casares, ideólogo y motor del proyecto de creación de la Universidad Nacional de la Región Metropolitana Norte (Unaremn). La propuesta ya cuenta con media sanción de la Cámara de Diputados y aguarda a ser tratada en el Senado. Además de buscar quebrar la centralización educativa porteña –al igual que muchas de las nuevas casas de estudios abiertas en el conurbano–, el proyecto de la Unaremn persigue la articulación entre empresarios, trabajadores organizados y la futura comunidad educativa de la institución: “No queremos que la universidad pública se divorcie de la realidad productiva de la zona”, explica Casares.

¿Quiénes esperan esta universidad? ¿A quiénes convoca este proyecto? “No es una propuesta de un sector político ni de un distrito en particular, es un proyecto regional que surge de las instituciones de nuestra comunidad, y de nuestros jóvenes –comenta Casares a este diario–. Nuestros hijos van a la UBA, somos la única zona del conurbano que no tiene una universidad pública. Y con la potencialidad que tenemos, con el enorme sector de clase media que tenemos, en vez de dejar nuestro tiempo y dinero en la Capital, podemos promover nuestro polo educativo y así generar un movimiento económico local”, completa.

En abril de 2000 se conformó la Región Metropolitana Norte, integrada por los partidos de San Isidro, Vicente López, Tigre, Escobar y San Fernando. En 2006 nació el proyecto de creación de la Unaremn, a partir de la constitución de la Comisión Pro Universidad Zona Norte, cuya procedencia Casares se ocupa de aclarar: “No tiene nada que ver con el PRO de Macri, sino todo lo contrario”. La Comisión se encuentra integrada por representantes de las intendencias de los partidos de la región, así como integrantes de los sectores de la producción, la industria, el comercio y organizaciones de la comunidad.

Respaldados en un estudio de factibilidad realizado por sociólogos de la educación y otros profesionales, los impulsores del proyecto dicen que existe un enorme porcentaje de estudiantes que podrían asistir a la Unaremn y así evitar el traslado a la Capital, con el gasto que esto implica y con la consiguiente dificultad para hallar empleo, debido al tiempo que insumen los viajes y las clases.

Tras la media sanción de Diputados en 2009, el proyecto de ley fue elevado a la Cámara de Senadores. “En diciembre del año pasado, el senador Daniel Filmus (FpV) intentó incorporar el proyecto sobre tablas, pero no pudo ser, porque estuvo más presente el debate sobre el presupuesto”, y la Unaremn quedó congelada para el año siguiente, es decir, para éste: “Nos han dicho que está en carpeta, así que esperamos que se trate cuanto antes, para que no pierda estado parlamentario”.

La universidad contaría con una sede central, académica y administrativa en San Isidro, y diversas facultades distribuidas en el resto de los distritos. La idea es adoptar una estructura basada en departamentos, institutos y centros. Las carreras que han propuesto hasta el momento, pensadas en relación a las demandas productivas de la zona, son las siguientes: tecnicaturas en Administración (con orientación Pymes, Administración pública y municipal), en Análisis Ambiental, en Turismo, y licenciaturas en Abogacía, en Ciencias del Ambiente, en Administración de Empresas, en Turismo y en Educación. La Unaremn también desarrollaría estudios de posgrado y proyectos de investigación.

“Creemos necesario dar factibilidad a iniciativas que apuntan a una descentralización real y efectiva, facilitando el desarrollo de la geografía periférica y la articulación entre el sistema universitario, el sistema productivo y el medio”, dice el proyecto de la Unaremn. El espíritu de esta propuesta persigue un trabajo en conjunto entre los jóvenes, la comunidad educativa y las fuerzas productivas de la zona, es decir, busca enlazar a las entidades empresariales y a los trabajadores organizados en una casa de estudios cuya oferta, según completa Casares, “no es sólo para un distrito sino para todas las comunidades integrantes de la región metropolitana norte”.

Informe: Agustín Saavedra.
http://www.pagina12.com.ar/diario/universidad/10-170964-2011-06-28.html


Eviten bloqueos y borrado de comentarios: no posteen imagenes que no tengan que ver con el post o comentarios ofensivos.