se no va sasha gray

sasha Grey, el seudónimo con el que Marina Ann Hantzis dejó de ser una chica californiana cualquiera para convertirse un ícono de la industria pornográfica global desde que cumplió 18, tiene a los 23 años el mundo a sus pies, y sigue cumpliendo con el plan de crossover que se trazó cuando tenía 21 y ya era una consumada estrella hardcore.

La morocha aparece como actriz convencional en el más reciente videoclip de Eminem, Spacebound, jugando el rol de una chica que es perseguida y ahorcada tras un episodio de violencia doméstica con el rapero (no es la primera vez que “Em” aborda el tema en su música), tras el cual el protagonista se sucida poniendo una pistola bajo el mentón y tirando del gatillo.
Tampoco es la primera vez que Sasha es contratada para actuar en un videoclip fuera del mundo triple equis: está en Superchrist, de los Smashing Pumpkins, además de protagonizar el arte de tapa del disco Zeitgeist, de la banda de Billy Corgan; y en el divertidísimo clip de Birthday girl de The Roots.

Y si alguien tiene dudas de si su carrera en el entretenimiento adulto seguirá (Wikipedia dice que es una ex actriz porno), habrá que buscar pistas en sus otras participaciones fuera del cine condicionado. Como The girlfriend experience, la película de Steven Soderbergh; Hallows, el filme de terror de Richard O’Sullivan (donde interpreta a una cristiana fanática que se opone a las relaciones sexuales antes del matrimonio), y en Entourage, la serie de HBO que en su séptima temporada la incorporó a su elenco.

Al margen de que a Sasha le será imposible despegar totalmente su imagen de los sets de filmación consistentes en una cama, un sillón y algunos accesorios sexuales, hay que reconocer que actúa sorprendentemente bien. Para ser una pornostar




link: http://www.youtube.com/watch?v=JByDbPn6A1o
fuente