No se sabe cuándo volverán a dictarse clases en el Colegio Nacional
El deterioro acumulado a lo largo de los años en la estructura del centenario Colegio Nacional N° 1 “Teodoro Sánchez de Bustamante”, unido a una temporada de lluvias que se niega a terminar, puso al desnudo las falencias edilicias que sufre la educación en la provincia de Jujuy y empantanó la educación de cientos de chicos no bien arrancaron.

El motivo de la suspensión de las clases fue la caída de una gran porción del cielo raso de los baños del “ala norte” del colegio, lo que obligó a iniciar urgentes trabajos de mantenimiento por parte de la Dirección de Arquitectura provincial.

En una recorrida por las zonas afectadas se pudo verificar que, si bien se están realizando los arreglos pertinentes, la cantidad de obreros destinados a la tarea es mínima, lo que obligaría esperar hasta la semana venidera para volver a las aulas.

Obreros que trabajan en el lugar revelaron a este medio que si bien la parte más afectada fue la zona de baños del ala norte, gran parte de los techos de todo el edificio necesitan una restauración de fondo que garantice la seguridad de los alumnos y el personal del establecimiento.

Algunos padres que se acercaron al colegio se mostraron sumamente preocupados por la situación y recordaron que “la ministra de Educación dijo que todos los establecimientos se encontraban en condiciones de funcionamiento”. “Si la ministra se mostró sorprendida por el paro docente al inicio de las clases, que no sorprendió a nadie más en Jujuy -dijo una mamá- no quiero imaginarme qué podrá decir de esta otra sorpresa. Parece que la ministra no sólo desconoce los problemas de los maestros, sino que además desconoce las cosas que pasan en su área, a una cuadra de su despacho”.

En la escuela todos dicen que está situación no es nueva, que se vienen reclamando soluciones desde hace años pero que nunca nadie supo que algún organismo nacional, provincial o municipal haya dado una respuesta satisfactoria. “Pareciera que los organismos responsables del mantenimiento del edificio consideran que es la cooperadora del establecimiento la que tiene que hacerse cargo de esas tareas”, señalaron al unísono.

Por su parte, desde la cooperadora revelaron que cada vez son más los padres que se niegan a hacer el aporte a esa entidad, lo que obviamente disminuye año a año las posibilidades de hacer mantenimientos mínimos necesarios.

En el inicio del ciclo lectivo se dijo desde el gobierno provincial, que se estaba trabajando fuertemente en la política de infraestructura a efectos de dar respuesta a todas las instituciones de la provincia y que este año habría una innovación consistente en que no sólo se construirían nuevas escuelas, sino también que se ejecutaría trabajos de “reparación histórica” de muchos establecimientos.

La conservación del patrimonio educativo y cultural de los jujeños parece ser uno de los objetivos del gobierno de Barrionuevo, al menos eso se declama. El Colegio Nacional “Teodoro Sánchez de Bustamante”, institución señera de la educación jujeña, funciona dentro de una joya arquitectónica, hoy lamentablemente deteriorada, opaca y con señales de derrumbe.

Fuente: http://www.ellibertario.com/2008/04/01/no-se-sabe-cuando-volveran-a-dictarse-clases-en-el-colegio-nacional/