Una fotógrafa obtuvo la imagen de su vida durante un crucero turístico en el Estado australiano de Adelaida. Allí, un cocodrilo de agua salada de seis metros de longitud saltó en procura de alimento, quedando literalmente al alcance de la mano de los pasajeros del barco.

caiman gigante

Los cocodrilos marinos de Australia están considerados como los más grandes y peligrosos de su especie. Si bien se los conoce como cocodrilos de agua salada, se sienten igualmente cómodos en el mar como en ríos, lagos pantanos y estuarios, y se los ha localizado a cientos de kilómetros de la costa.

Sin embargo, uno de estos especímenes se ha convertido en el reclamo publicitario de una compañía de cruceros que pasea a turistas por el Río Adelaida. Cerca de la desembocadura de dicho curso de agua habita "Brutus", un enorme cocodrilo de seis metros de longitud, que campea por el lugar pese a faltarle la pata delantera derecha.

El reptil se habituó a tomar el alimento que le entregan los tripulantes del barco turístico, quienes se lo entregan mediante una especie de caña de pescar, que día a día fueron colocando más arriba, obligando al animal a realizar acrobáticos saltos.

Pese a su mutilación, el animal se reveló como un consumado atleta, impulsándose con agilidad fuera del agua.

"No esperaba algo como esto, y no podía creer lo cerca que estuvo. Si estirabas la mano podías tocarlo", aseguró al periódico The Sun la fotógrafa Katrina Bridgeford, autora de la imagen.

Montevideo Portal