La modelo quedó procesada porque las escuchas telefónicas revelaron que podría haber sido la encargada de la logística del grupo, por ejemplo en materia de reservas de pasajes de avión y hoteles para las “mulas”.


La modelo Daiana Antivero recuperó ayer la libertad tras haber pasado 10 días detenida, aunque quedó procesada como presunta “cómplice secundaria”, sin prisión preventiva, en una causa por tráfico de cocaína, y recibió un embargo de 100 mil pesos.

“Quiero estar tranquila, recién salgo de la cárcel no salgo de un spa”, afirmó la joven de 18 años a los periodistas al retirarse de los tribunales del barrio porteño de Retiro, acompañada por su madre y el abogado defensor.

Por su parte, el abogado Matías Pantarotto afirmó que su clienta ha sido “procesada como partícipe secundaria” en la organización de narcotráfico y deberá “presentarse una vez el mes” ante el juez en lo penal económico Marcelo Aguinsky. Sobre la joven, el juez sostuvo que “sería cómplice secundaria de la conducta desplegada” por los otros imputados. Además aclaró que “no existen -de momento- indicios de que ella hubiera participado en el ocultamiento de la sustancia cocaína en el interior de las cápsulas, o que hubiera efectuado alguna operación vinculada con la misma”.

La modelo quedó procesada porque las escuchas telefónicas revelaron que podría haber sido la encargada de la logística del grupo, por ejemplo en materia de reservas de pasajes de avión y hoteles para las “mulas” (personas que trasladan la droga). La joven explicó que lo hizo porque su novio no manejaba bien el español, pero de las escuchas surge que Gino Dasman podía comunicarse. Además, la madre de la modelo también se vio involucrada, aunque no está siendo investigada penalmente.

La chica dijo que se encontraba “tranquila” y que en la cárcel “estaba triste” porque “quería estar en mi casa”, aunque resaltó que allí “conocí gente que me trató super bien”. “Siempre estuve tranquila porque sabía que no había hecho nada raro”, dijo la joven modelo. También fue consultada por las críticas que recibió de su padre, de quien está distanciada. “Vi que mi papá habló mal de mí, pero que Dios lo ayude. Mi familia son mi mamá, mi hermanito, mis abuelos y mis tíos”.

Antivero había sido detenida con Dasman, el pasado martes 12 de julio, en una casa del barrio porteño de Balvanera, donde se encontraron tres kilos de cocaína. Una parte de esa droga ya estaba envasada en cápsulas para ser ingeridas por personas y traficadas en la modalidad de “mula”, según informó la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA). También se secuestraron euros, celulares y balanzas de precisión.Después de 10 días, liberan a narcomodelo


dias



Fuente:http://www.diariodecuyo.com.ar/