Una santiagueña encontró a su novio con otra mujer en un bar y les dio una paliza a ambos


El muchacho le dijo que se iba a reunir con amigos para compartir un asado. Hubo gritos, rasguños, patadas y muchos policías.


Valiéndose sólo de sus uñas, una furiosa novia desató un escándalo en un bar bandeño, al perseguir y sorprender a su amado charlando amistosamente con una bella joven.
El incidente, propio de una telenovela venezolana, ocurrió el sábado a la madrugada en un bar de avenida Belgrano y ruta 1 de La Banda.

Los protagonistas fueron Emiliano, de 30 años, oriundo del barrio Dorrego; la acongojada novia, Julieta, de 30, con residencia en el barrio Ampliación Paraíso; y la cuestionada amiga, Diana, de 23, del barrio Ramos Taboada, todos de la vecina ciudad.

Fuentes policiales revelaron que, desde hace varios meses, Julieta presentía que su novio la había reemplazado por otra mujer, pero antes de estallar en ira se propuso valerse de pruebas firmes.
El viernes, el muchacho le dijo a su pareja que esa noche no podría visitarla, ya que se iba a reunir con un grupo de amigos a compartir un asado, pero la chica no le creyó.

Esa noche, Julieta ascendió a un remís y partió a la casa de su hombre. Aguardó paciente a que saliera para dirigirse al asado y pidió al remisero que lo siguiera, despacio y sin despertar sospecha.

Julieta no debió abonar mucho de transporte porque Emiliano arribó en su motocicleta a un bar de la ruta 1. Allí, una hermosa mujer –que luego se supo que se llamaba Diana- lo recibió en una de las mesas con un prolongado beso.

“Amiga con derecho al roce”, quizás intuyó en su interior Julieta. Furiosa, la mujer descendió del remís, ingresó al bar y enfrentó a su novio y a su amiga, quienes reaccionaron atónitos, ante semejante imprevisto.

“H…d…p., éste era el famoso asado al que te ibas. ¿Y vos, p…d….m qué buscas con mi novio?”, fue la presentación de Julieta, aunque luego pasó a la agresión física. Sus uñas surcaron el rostro de Emiliano, provocándole serias lesiones al igual que a la mujer que lo acompañaba, sin que mozos y clientes pudiesen entender qué pasaba.

Aferrado al único fin de escaparle al bochorno, Emiliano salió del bar en busca de su motocicleta, aunque otra vez Julieta volvió a la carga. Derribó el vehículo a patadas, aunque treinta segundos después, fue detenida por la Policía. l/elliberal.com.ar

Fuente: http://www.elliberal.com.ar/ampliada.php?ID=3815

Encontro a su novio con otra y les dio una paliza a ambos
La violenta agresora fue detenida por personal de la Comisaría Segunda del Menor y la Mujer. /Foto: El Liberal