Caracas – El Ejército venezolano comenzó a distribuir, entre sus distintas unidades, el material militar de origen ruso que arribó al país en meses pasados. Mediante nota oficial, se conoció sobre la reciente entrega de doce morteros remolcados 2s12 Sani de 120 mm, con sus respectivos camiones tácticos 4×4 Ural 43206 de 4.5-ton, a tres batallones de Infantería desplegados en el estado Táchira, fronterizo con Colombia.

Venezuela refuerza batallones en la frontera con morteros

Las unidades receptoras fueron el 211 Batallón de Infantería Coronel Antonio Ricaute y el 212 Batallón de Infantería Carabobo, orgánicos de la 21 Brigada de Infantería (San Cristóbal) así como, el 253 Batallón de Infantería Mecanizado Coronel Genaro Vásquez, perteneciente a la 25 Brigada de Infantería Mecanizada (La Fría).

La 21 Brigada de Infantería y la 25 Brigada de Infantería Mecanizada, son unidades superiores de combate orgánicas de la Segunda División de Infantería, cuyo Cuartel General se encuentra ubicado en la ciudad de San Cristóbal, capital del estado Táchira.

El mortero pesado 2s12 Sani es operado por cuatro artilleros y un jefe de pieza. Su alcance máximo es de 7.100 m. Puede disparar variedad de granadas, incluyendo de precisión guiadas por laser.

Es importante destacar, que hasta ahora el Ejército venezolano agrupaba sus morteros pesados en baterías independientes, de doce piezas, orgánicas de brigadas. No obstante, con la nueva distribución (4 piezas remolcadas por batallón de Infantería) se rompe el esquema anterior, aunque permanecen las antiguas baterías independientes, equipadas con morteros remolcados franceses Thomson-Brandt MO-120 RT-61 de 120 mm y, por lo demás, pertenecientes al Arma de Artillería.


Venezuela