CEP: Movilh destaca que mayoría de chilenos es favorable a alguna Ley para parejas homosexuales


Chile a favor del matrimonio igualitario

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) destacó hoy que de acuerdo a la encuesta del Centro de Estudios Públicos (CEP) la mayoría de los chilenos y chilenas está de acuerdo con buscar algún tipo de legislación favorable a las parejas constituidas por personas del mismo sexo.

Ello, porque de acuerdo a la CEP el 18% está a favor del matrimonio igualitario y un 34% con una “unión legal”, lo que implica un 52% de adhesión a una de esas fórmulas si es que se tuviera que elegir por alguna de ellas.

“Acá lo que claro que existe una mayoría favorable a avanzar y resolver de alguna manera la total vulnerabilidad padecida por aquellos convivientes que en la actualidad padecen total indefensión, lo que obliga de alguna manera a la clase política a buscar una solución sobre la materia”, estimó el Movilh.

Sin embargo, en la CEP también se consultó por el “matrimonio” y la “unión legal” en forma separada, obteniendo el primero un 27% de adhesión y un 14% de indiferencia (ni acuerdo o en descuerdo), mientras que la segunda un 35% de apoyo, declarándose el 16 por ciento ni en acuerdo ni en desacuerdo.

“Estas cifras son muy distintas a la estudios previos de otras instancias donde la mayoría se ha declarado a favor de las uniones civiles y el matrimonio (Adimark y La Tercera). Esto llama la atención y quizás sería necesario una mayor precisión en los estudios. En otras palabras, sería bueno avanzar en investigaciones que ahonden en las razones de estas diferencias”, apuntó el Movilh.
gay
El organismo consideró, sin embargo, que en todo caso en la CEP quienes “no están de acuerdo, ni en desacuerdo con las uniones civiles y el matrimonio, tampoco implica un rechazo o aceptación, sino más bien indiferencia, por lo que es importante resaltar que de todas formas las oposiciones son cada vez más débiles.
chile
El organismo aplaudió, por último, que la CEP corrobore que los mayores niveles de rechazo a la igualdad se den en los rangos etarios más adultos, “pues ello implica que las nuevas generaciones aseguran una aceptación en ascenso e imparable”, donde claramente seguirán jugando un gran rol la educación y la sensibilización social sobre la no discriminación.