Google y Apple quieren cambiar el modo que usamos Impresoras





Es un sistema que lleva años siendo el mismo: la tarea de imprimir. Conectamos la impresora, instalamos los controladores (con más o menos dificultad dependiendo de muchos factores) y empezamos a mandar tareas de impresión. El cambio más significativo que nos ha llegado en años ha sido el poder imprimir sin cables, gracias a las impresoras multifunción capaces de conectarse a las redes inalámbricas.



¿Podemos aplicar mejoras significativas a la impresión? ¿Hemos llegado al máximo? Tanto Apple como Google dicen que no con una serie de nuevas herramientas y patentes que nos facilitan aún más la tarea o la adaptan a los nuevos tiempos que corren. Y es que en esta época que algunos califican como la era ‘Post-PC’, hay que recordar que gran mayoría de las impresoras y escáneres siguen estando “ancladas” a esos PCs.





















Google nos propone, cómo no, una solución basada en la nube. Hoy la compañía de Mountain View ha renovado el diseño de la página oficial de Google Cloud Print, su herramienta para que podamos imprimir literalmente desde cualquier dispositivo a cualquier impresora. La idea también tiene su parte social, ya que podemos enlazar nuestras impresoras con nuestra cuenta de Google y así poder compartirla con nuestros amigos si así lo queremos.



La ventaja de este sistema es que se controla desde la web, con lo que la compatibilidad es total. Además, cada vez más aplicaciones son capaces de utilizar Google Cloud Print con un solo click de botón y hasta las impresoras tradicionales que funcionan a través de un puerto USB se pueden usar con este método. Así, el futuro según Google es que las impresoras se meterán de cabeza en un sistema social donde ya no tendremos que estar físicamente al lado de una impresora para usarla, sea nuestra o sea la de un amigo.





drivers







El plan de Apple no es tan ambicioso desde el punto de vista, y tampoco podemos decir que se esté llevando a cabo al ser simplemente una patente. Pero sus esquemas pretenden ni más ni menos que eliminar el concepto de controlador, ya que Apple lo considera un impedimento y una barrera para que dispositivos como el iPhone o el iPad puedan usarlos.



La idea pasa por un concepto de “impresora universal” a la que se conectaría usando una red y un fichero PostScript, y combinando esos métodos se podría imprimir sin la necesidad de un controlador. Podríamos establecer la conexión usando redes Wifi o Bluetooth, con cables de red tradicionales o incluso usando un protocolo P2P. Ingenioso, aunque carece de las funciones sociales que Google Cloud Print nos ofrece.



Con todo lo que son capaces de hacer ahora los móviles y tablets, es buena noticia que se estén estudiando nuevos modos para una impresión más fácil. Nada como el auge de nuevos tipos de dispositivos como para descubrir que una tecnología está empezando a quedar obsoleta y que necesita de nuevos sistemas para funcionar.