Olivia Wilde, del hospital televisivo a porno star
Doctora sex


Olivia Wilde: La Doctora "porno"

La actriz de Dr. House y Cowboys y Aliens, estreno de esta semana, tendrá que desvestirse para interpretar a la mítica Linda Lovelace.

Olivia Wilde es una de las actrices más lindas de Hollywood. Su mirada de ojos profundos, sus rasgos pincelados y su figura escultural fueron suficientes para que, dos años atrás, la revista Maxim la eligiera como la mujer más sexy del mundo. Sin embargo, detrás de ese bello rostro también hay una actriz en franco ascenso.

Luego de alcanzar el estrellato televisivo gracias a su participación en Doctor House –donde interpreta desde hace cuatro años a la doctora Remy Hadley, mejor conocida como 13– y de un puñado de películas pochocleras como Tron, el legado, Cowboys & Aliens –estreno de esta semana– y The change up –próxima a estrenarse en la Argentina–, Olivia se convertirá en protagonista por primera vez.

Bajo la dirección de Matthew Wilder, la artista se pondrá en la piel de Linda Lovelace, una de las más reconocidas actrices del cine porno de todos los tiempos, quien fuera protagonista de la exitosísima Garganta profunda. “Sería un tremendo honor. Estoy siendo cuidadosa con mi próximo proyecto, ya que ahora estoy en una posición en donde puedo ser realmente selectiva”, manifestó hace unos días Olivia, que accedió a este papel luego de que los productores dieran de baja a Linsday Lohan, una de las chicas malas de Hollywood, por sus constantes problemas con la Justicia y su adicción a las drogas.

La película, que se llamará Inferno, será en formato de biopic y servirá para contar con detenimiento la vida de Lovelace, quien luego de ser unos de los máximos íconos sexuales del siglo pasado, en 1973 se convirtió en una feminista radicalizada y una activa militante en contra de la pornografía. En 2002, a los 53 años, Lovelace murió a causa de un trauma cerebral provocado por un accidente automovilístico.

Garganta profunda es un clásico del cine porno. La película cuenta la historia de cómo la enfermera Lovelace, al no poder alcanzar el orgasmo, acude a un especialista que, a través de una mutación genética, le coloca el clítoris en la garganta. Razón por la que la única forma que tiene la protagonista de acceder al orgasmo es a través del sexo oral.

El film, que recaudó 880 millones de dólares, tiene cientos de mitos que giran en torno a su producción. Años después de terminar de editar el material, Lovelace declaró que fue obligada por su esposo Chuck Traynor a participar de la cinta mientras le apuntaba con una pistola durante la filmación de las escenas.

Wilde, que le hizo honor al famoso escritor inglés adoptando su apellido –su nombre real es Olivia Cockburn–, tiene 27 años, un divorcio a cuestas con un director de cine tailandés, es vegana, originalmente rubia y se declara fanática de los autos clásicos –tiene un Chevy Biscayne de 1958 y un Thunderbird convertible de 1959–. Próxima a comenzar la filmación, Olivia es una de las máximas candidatas a convertirse en la nueva chica Bond, en la vigésimo tercera película sobre el agente 007. Lo que se dice una carrera vertiginosa para una actriz que deslumbra tanto por sus dotes actorales como por su belleza.

http://veintitres.elargentino.com/nota-3257-personajes-Doctora-sex.html