Estados Unidos: El Huracan "Irene" (Actualizando)

Esto ocurrio hace solamente 1 hora.

Decenas de miles de personas se preparaban para el inminente arribo del huracán Irene sobre la costa este de Estados Unidos, y las autoridades norteamericanas ordenaron la inédita evacuación de 250.000 neoyorquinos.

ya

Además, las autoridades de esa ciudad decidieron cerrar los aeropuertos de John F. Kennedy, LaGuardia y Newark.

Irene debería tocar las costas de Carolina del Norte este sábado antes de continuar sobre la costa este el domingo en dirección a Washington, Nueva York y Boston, una de las regiones más pobladas del mundo con 65 millones de habitantes, y podría ser acompañado de olas de 3 a 4 metros de altura, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC).

El presidente Barack Obama, que exhortó a los estadounidenses a "tomar en serio esta tormenta" cuyas proporciones podrían ser "históricas", interrumpió sus vacaciones en Massachusetts (noreste) y regresó a Washington la noche del viernes, poco antes de la medianoche.

"Insisto en que si se encuentran sobre la trayectoria prevista del huracán, deben tomar precauciones desde ahora. No esperen", dijo el mandatario en una alocución.

El huracán se debilitó ligeramente este sábado, con vientos de 150 km/h en lugar de los 160 km/h que registró durante la noche, pasando a ser un ciclón de categoría uno, la más baja de la escala Saffir-Simpson, que cuenta con cinco niveles.

En categoría uno, los vientos están comprendidos entre 119 y 153 km/h. Deben sobrepasar los 249 km/h para alcanzar la categoría cinco.

Irene "debería permanecer justo en el límite entre las categorías uno y dos" de aquí a su arribo a las costas de Carolina del Norte, según el último reporte del NHC.

A las seis de la mañana (hora argentina), el centro del huracán se encontraba a sólo 55 kilómetros al sur de Cap Lookout, en Carolina del Norte, donde ya se hacían sentir vientos fuertes y lluvias, señaló el centro meteorológico estadounidense.

Aún bajo los efectos que dejó el huracán Katrina que golpeó duramente a Nueva Orleans en 2005, las autoridades temen que el huracán se acompañe de inundaciones, cortes de energía eléctrica y destrucción.

Los daños podrían alcanzar hasta los 12.000 millones de dólares, según los expertos de Kinetic Analysis, una oficina que desarrolla modelos informáticos sobre los eventuales destrozos provocados por las tormentas.

Desde Carolina del Norte hasta Massachusetts, las autoridades decretaron el estado de emergencia y lanzaron alertas de huracán, y decenas de miles de personas han recibido la orden de alejarse de las costas.

En Nueva York, el alcalde Michael Bloomberg, quien hizo de esto una "cuestión de vida o muerte", ordenó el viernes la evacuación obligatoria de 250.000 neoyorquinos que habitan en los sectores costeros expuestos, y 750.000 habitantes de Nueva Jersey tuvieron que alejarse de la zona de Cap May.

"Nunca habíamos impuesto una evacuación obligatoria y no lo haríamos si no pensáramos que la tempestad puede ser muy grave", dijo Bloomberg. Irene se dirige "directamente hacia nosotros", advirtió.

Los transportes públicos serán suspendidos desde el mediodía del sábado, probablemente hasta la hora punta del lunes, y como medida de precaución Bloomberg aconsejó a los habitantes a que almacenen productos de primera necesidad.

Las autoridades del estado de Nueva York han previsto que los principales ejes de ruta en dirección a la ciudad sean cerrados si los vientos sobrepasan los 96 km/h. También se ha convocado a 900 guardias nacionales y a 2.500 obreros del sector de la electricidad para que estén listos a intervenir en caso de cortes de energía, en una movilización inédita.

Como un verdadero "monstruo", Irene tiene un diámetro de 820 km, o sea cerca de un tercio del equivalente del total de la costa este estadounidense (2.675 km), según una estimación de la Nasa realizada a partir de satélites.

HACE


El gigante de Internet Google ha lanzado un mapa en línea que sigue la trayectoria de Irene y proporciona información útil acerca del huracán que se dirige hacia la costa este de Estados Unidos.


Huracan


El mapa, que se encuentra en crisislanding.appspot.com, es un
producto del equipo de Respuesta de Crisis de Google, que
proporciona herramientas en línea en apoyo a los trabajos de
socorro después de desastres naturales.
El mapa despliega pronósticos de tres a cinco días con relación
al huracán Irene, muestra las rutas de evacuación y señala qué
áreas costeras del este de Estados Unidos corren peligro de
enfrentar fuerte oleaje.
Además de mapas, las herramientas en línea desarrolladas por
Google incluyen el "Buscador de personas", que apunta a localizar
y reunir a las víctimas de terremotos u otros desastres.
Millones de estadounidenses se preparan para la llegada de
Irene, un huracán de categoría dos que avanza a 165 km/h, y que se
espera azote Carolina del Norte el sábado antes de dirigirse hacia
Nueva York.
Los huracanes son raros en la costa este estadounidense, donde
más de 65 millones de personas viven en una serie de ciudades
densamente pobladas como Washington, Nueva York y Boston.


sentir


Barack Obama instó, desde la granja donde se encuentra de vacaciones, a los estadounidenses a acatar las órdenes para evacuar los sectores que serán azotados. En tanto, se prevé un "gran apagón" de la corriente eléctrica.

se

El presidente Barack Obama pidió hoy a los estadounidenses que tomen seriamente al huracán Irene y los instó a acatar las órdenes para evacuar los sectores que se prevé serán azotados por una “costosa y extremadamente peligrosa tormenta”.
“Todos los indicios señalan que este es un huracán histórico”, dijo Obama en un comunicado enviado a periodistas desde la granja donde se encuentra de vacaciones en una isla frente a la costa de Boston.
Un estimado de 55 millones de personas viven en la ruta prevista del huracán Irene, desde las dos Carolinas hasta Cape Cod en la Costa Este de Estados Unidos, y decenas de miles están siendo evacuados. También ciudades como Nueva York y Washington esperan la llegada del poderoso ciclón.
Por otro lado, horas antes el departamento para la seguridad interior norteamericano había advertido que el huracán podrá causar “una interrupción de la corriente eléctrica de vastas proporciones”.


irene


Ordenan la evacuación obligatoria de de 250.000 neoyorquinos


Estados Unidos: El Huracan "Irene" (Actualizando)


ya


El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, ordenó el viernes la evacuación obligatoria de varios zonas vulnerables de Nueva York ante la llegada del huracán Irene, una medida que afectará al menos a 250.000 personas.
"Es una cuestión de vida o muerte", declaró el alcalde en una
conferencia de prensa, indicando que era la primera vez que se
tomaba una medida de este tipo en Nueva York.
"El peligro es grande", insistió el alcalde, que precisó que la
evacuación concernía a 250.000 personas que deben abandonar sus
hogares antes del sábado a las 17H00 locales.
Bloomberg anunció por otra parte que todos los transportes
públicos quedarán cerrados desde el sábado al mediodía y recomendó
a los neoyorquinos que permanezcan en sus casas durante 24 horas a
partir del sábado por la noche.
También les pidió evitar acercarse a las ventanas y almacenar
agua y alimentos para los próximos días.
Los sectores afectados por la evacuación son el extremo sur de
Manhattan, Coney Island y Manhattan Beach (Brooklyn, sudeste), Far
Rockaway y Broad Channel (Queens, noreste) y otros sectores
costeros de Staten Island (sur).
El viernes, ciertos hospitales de zonas costeras vulnerables
comenzaron a evacuar a sus pacientes hacia otros establecimientos.
Los hogares de ancianos de esas zonas también estaban siendo
evacuados y la alcaldía se aprestaba a abrir refugios el viernes
por la tarde.
Los huracanes son raros en la costa este de Estados Unidos,
donde viven más de 65 millones de personas en ciudades densamente
pobladas como Nueva York, Washington o Boston.
Irene debería sacudir la costa este el sábado por la mañana
antes de subir el domingo en dirección de Nueva York, donde una
"tormenta extremadamente peligrosa" podría provocar una subida de
las aguas de 3 a 4 metros.
Verdadero "monstruo", Irene tiene un diámetro de 820 km, es
decir el equivalente a cerca de un tercio de la longitud total de
la costa este estadounidense (2.675 km), según una estimación de
la NASA a partir de bservaciones satelitales.