Holanda: Prohíben el ingreso de turistas en los coffee shops

Holanda: Prohíben el ingreso de turistas en los coffee shop

Para la justicia europea, las autoridades neerlandesas tienen derecho a negar la entrada a visitantes extranjeros a los locales dedicados a la venta de marihuana. La medida apunta a combatir el “turismo de la droga”.

La ciudad de Maastricht, cercana a las fronteras belga y alemana, impuso, en 2005, una ley para permitir únicamente la admisión de residentes en ese tipo de comercio.

Los 14 establecimientos de esa localidad atraen 10 mil viajeros por día, es decir, 3,9 millones al año, de los cuales el 70% no son holandeses.

Por ello, el Tribunal Europeo de Justicia respaldó la norma ya vigente. Consideró que las restricciones impuestas están conformes a la ley europea pese a la libertad de circulación que rige en la región. “Está justificada en el objetivo de combatir un problema para el orden público y de la salud de los ciudadanos europeos”, afirmó.

El pleito judicial comenzó luego de que el gobierno local cerrara temporalmente el coffee shop Easy Going, en septiembre de 2006, por haber admitido dos no residentes. Su propietario, Marc Josemans, recurrió la decisión al estimar que representaba un trato desigual a otros europeos.

En Holanda, la posesión de marihuana y hachís está despenalizada, mientras que su venta está prohibida por la legislación nacional. No obstante, en la práctica esta actividad es tolerada y está regulada por instrucciones del ministerio fiscal. Las mismas establecen que los locales con la licencia necesaria no pueden tener más de 500 gramos de cannabis en stock ni vender más de 5 gramos por persona y día.