Cristina y la conciliación de clases


Cristina en la UIA:“No hay intereses más coincidentes que el de empresarios y trabajadores”


Kirchner


“Debemos superar antinomias falsas” señaló la Presidenta en la cena por el Día de la Industria. Destacó el vínculo actual del Gobierno con el sector y anunció que la recaudación de agosto fue de $ 46.777 millones.

“Es la primera vez que no tengo que responder lo que se dijo” dijo la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner al titular de la Unión Industrial Argentina, Ignacio De Mendiguren y fue el puntapié inicial de un discurso conciliador con el sector.

“No hay intereses más coincidentes que el de empresarios y trabajadores” señaló la Presidenta en la cena por el Día de la Industria, y prosiguió “Debemos superar antinomias falsas” . De esta manera, destacó el vínculo actual del Gobierno con el sector.

Al participar de la cena de celebración del Día de la Industria, que se realiza en Tecnópolis, la mandataria adelantó que la recaudación tributaria de agosto fue de 46.777 millones de pesos, lo que representa un incremento del 35,4% respecto del mismo mes del año pasado

“Sé que hablar de la AFIP no es muy simpático para ustedes”, acotó con ironía la presidenta al dar a conocer la recaudación de agosto ante un auditorio integrado por cerca de dos mil industriales y políticos de todo el país.

Además agregó que “hay que industrializar la ruralidad, porque es una de las claves y los desafíos del futuro y es preciso hacer participar al productor primario en la cadena para lograr rentabilidad para él y generar empleo en las ciudades”, explicó la Presidenta, quien se pronunció por “calidad para el mercado interno y las exportaciones”.

Además, la mandataria señaló que “la única confrontación que hay que tener es con los problemas” y revindicó el hecho de que “el modelo, como ocurrió en 2008, haya resistido todos los problemas de la crisis mundial”.

Cristina dijo que “hay que operar sobre la realidad y no ignorarla”; sostuvo que el Gobierno trabajó mucho en “el tema de la inversión y, hoy, existen proyectos por 5 mil millones" y aseguró que en el sector de alimentos existe una capacidad instalada mayor a la de julio de 2010, a la vez que reconoció que ‘la inversión requiere de confiabilidad”.

Fuente

social



Junio de 1989: Miguel Roig, directivo de la multinacional Bunge & Born, se convierte en el ministro de Economía del electo Carlos Menem. José Pablo Feinmann defiende la alianza con Bunge & Born y escribe en la revista Humor [Nº 245, junio de 1989] una nota titulada "Cañones o manteca":

En dicha nota, el escriba sostiene:

"Durante muchos años, el peronismo o cierto rostro del peronismo gustó definirse por medio de una frase contundente de John William Cooke. La frase decía ‘el peronismo es el hecho maldito del país burgués'

"[...]Hoy, en medio de este país maldito, el peronismo intenta un proyecto burgués. Hoy, audazmente, desafiando la memoria de Cooke y exigiendo todo nuestro vigor interpretativo, el peronismo aspira a constituirse en el hecho burgués del país maldito. Para lo cual, coherentemente, convoca a un empresario exitoso. A Miguel Roig, que viene de Bunge y Born, a cuyos gerente y director general, Juan y Jorge Born, el peronismo o cierto rostro del peronismo secuestró en septiembre de 1974. Los tiempos cambian.

"[...]En uno de sus aspectos, la relación peronismo-Bunge & Born expresa un proyecto de reconciliación que hoy se alienta desde distintos ámbitos de la Argentina. [...] Y si alguien sospecha que entre estos ardides se viene tramando la amnistía para los comandantes, que lo sospeche nomás, que por ahí anda todo esto. Pero sigamos con la relación peronismo-Bunge & Born. Ayer, el peronismo los secuestraba. Hoy, los integra. ¿Le irá mejor?

"[...]La cuestión, aquí, es la siguiente: quién pone el proyecto político. ¿Lo pone el peronismo o lo pone Bunge & Born?

"[...]Conjeturo que hay un acuerdo [entre Menem y Bunge & Born]. Ahora bien, ¿qué significa un acuerdo? Para que haya un acuerdo, cada una de las partes debe ceder algo para obtener algo. Menem necesita obtener de Bunge y Born... manteca. Es decir, capitales para respaldar su proyecto de desarrollo del mercado interno y de la pequeña y mediana industria. Por eso [...] Menem recurre a Bunge & Born. Hace falta comida hoy.

"[...]¿Qué obtiene Bunge & Born? Obtiene la pacificación (o incluso, si se prefiere, el control social) a un costo relativamente bajo. Insisto: las opciones que se manejan hoy en la Argentina son cañones o manteca.

"[...]En resumen: hoy, en la Argentina, el acuerdo peronismo-Bunge & Born es (en lo inmediato) fructífero, sirve".

El acuerdo Menem-Bunge Born, contrario a lo que "pronosticó" el escriba del poder, no devino en el "peronismo marcando el proyecto políco", ni mucho menos en "capitales para respaldar un proyecto de desarrollo"... Ese pacto significo la apertura al neo-liberalismo de los ´90. Ni Feinmann ni el peronismo, lo vieron así, o al menos, no lo expresaron así...

Hoy, los "defensores del modelo Nac & Pop", celebran la desición de la presidenta de designar a A.Boudou como su vice (cabe destacar tambien que la desición fue tomada "entre cuatro paredes" contrario a lo que la misma presidenta decía que se buscaba evitar con la reforma política)

Lo defienden, según ellos, porque es un dirigente "del riñon de los K" (hacen la vista gorda de su pasado en la UCEDE y su persecusión a dirigentes estudiantiles, o bien, sostienen que eso es "cosa del pasado" ); y que se priorizó la "lealtad"...

Poco mencionan también, que "Amado", no es el único "liberal" que se "integra" al kirchnerismo, no dicen nada ni del secretario del la presidencia de Duhalde A.Fernandez , ni que en las listas legislativas nacionales del Frente Para la Victoria, de las mismas listas que "excluyeron" a los "progres filo-K" de Sabatella, colocaron en un lugar privilegiado (puesto 5) al presidente de la cámara que nuclea a la industria molinera y de la cual forma parte orgánica el apoderado de Cargil

Casí parecen repetir las palabras de Feinmann, sobre quién marca el proyecto político...

La historia se repite... la primera vez como tragedia, la segunda como farza.


Socialismo