Las películas más tristes de la historia del cine mundial

Las películas más tristes de la historia del cine mundial

(cuidado, esta info contiene algunos spoilers)


El gran director italiano Franco Zeffirelli jamás imaginó que, cuando hizo “El campeón” en 1979, su filme iba a ser objeto de estudio de la ciencia y que quedaría en la historia como la película más triste de la historia. Así lo determinó un grupo de científicos quienes afirman que la escena central del filme es la que provoca más lágrimas en los espectadores. Le sigue en este extraño ranking “Bambi”, el exitoso dibujo animado de Disney estrenado en 1942.

“El campeón” es una remake del filme ganador del Oscar en 1931 y trata sobre un boxeador en su ocaso que regresa al ring buscando ganar dinero para retener la custodia de su hijo.

El descubrimiento científico se centra en el clímax de la película, cuando el pequeño (Ricky Schroder) asiste a la pelea final de su padre, donde termina muriendo. La intensidad del llanto y las tristes órdenes que el niño le da al padre para que despierte tienen lágrimas aseguradas. Jon Voight estuvo nominado al Oscar por el rol del ex deportista.

A semejante descubrimiento arribaron James Gross y Robert Levenson, de las universidades de Stanford y California, EEUU, científicos que llevan décadas investigando cómo afecta la tristeza al comportamiento humano, y para ello han buscado hasta hallar la escena perfecta que consigue emocionar a sus pacientes.

El proyecto comenzó en 1988 procurando imágenes emocionalmente fuertes para los sujetos en estudio. Después de evaluar más de 250 filmes, editaron las que mejor resultado les dieron y seleccionaron 78 clips que mostraron a más de 500 personas para comprobar su reacción. Esta lista de producciones que generan diferentes emociones es utilizada hoy por psicólogos y científicos. La dramática escena entre Schroder y Voight es la que consigue la lágrima más fácil y honesta de los espectadores, tanto hombres como mujeres, y con más rapidez que la escena en la que Bambi pierde a su madre a manos de un cazador.