Caso Taringa! Se reabre el debate



Con la llegada de Netflix, el servicio pago para ver películas por internet que desde hoy funciona en Argentina, reaviva una discusión que arde entre los usuarios de Internet hace meses, que involucra desde el juicio en Argentina a Taringa! hasta la polémica Ley Sinde en España.
¿Pagar 39 pesos por mes a cambio de un servicio que garantice calidad HD en streaming y ningún problema técnico o seguir viendo series y películas en los sitios gratuitos, aunque sin posibilidad de reclamar a un 0800 servicio al cliente?
Quienes se suscribieron al primer mes gratis de Netflix (entre ellos, Diego Batlle, de Otro Cines, ver su análisis aquí) ya toman nota de sus características: buena calidad de imagen, alto rendimiento, nutrida cantidad de títulos pero (siempre hay un pero) no hay tantas novedades ni filmes recién estrenados y muchos están doblados al español.
¿Por qué vemos series y películas en la web cuando podemos experimentar la inigualable experiencia del cine o ver las series en el formato de TV? Algunos, porque es gratis; pero otros, los que nos asumimos un poco freaks con el tema, por otro motivos: ansiedad. Ansiedad implica que no queremos esperar meses para ver el capítulo estreno de nuestra serie favorita, que circula en la web hace rato y que todo el mundo comenta. Ansiedad es que ya no digerimos bien las pautas publicitarias que cortan en el relato a cada rato. Y se suma, claro, el subtitulado, en un país con Argentina, con una gran cantidad de espectadores alérgicos al doblaje. Sobre todo porque los subtituladores que colaboran desinteresadamente en la web suelen tener gran calidad en sus traducciones.
¿Entonces? Cuevana ya logró instalar hábitos y toda una subcultura de espectadores que demandan rapidez, calidad y novedades. Habrá que ver si ellos están dispuestos a cambiar esos hábitos. El cambio implica, además, dejar de ser "usuario" y convertirse en "cliente". Es un cambio de nombre pero, también, una posición ideológica con respecto a la distribución de contenidos culturales en la web.
Hoy, mientras los límites legales están en plena discusión, el desafío del mercado para pelear contra la gratuidad web o la piratería no debería basarse en predicar ni culpabilizar a quien usa esas plataformas, sino ofrecer algo que las supere: no sólo mejor calidad a precio coherente, sino rapidez, velocidad, variedad de oferta y novedades. Son las leyes que el propio mercado alguna vez impuso.

LES DEJO ADEMAS EL PDF DEL FALLO A TARINGA PARA LOS QUE
NO SABEN O CONOCEN EL CASO EN CUESTIÓN

http://www.elderechoinformatico.com/index.php?view=article&catid=88%3Ajurisprudencia&id=550%3Afallo-condena-penal-a-taringanet&format=pdf&option=com_content&Itemid=87