Microsoft presenta Windows 8 para competir en el tablet pc
Microsoft presentó ayer la nueva versión de su sistema operativo Windows, bautizado en este caso como Windows 8. El software está destinado tanto para los ordenadores personales (PC) como para los equipos táctiles, especialmente los tablets, entre los que destaca el iPad de Apple y los dispositivos equipados con el Android de Google.

La compañía señaló que el Windows 8 va a estar disponible para los desarrolladores de aplicaciones a finales de esta semana. Microsoft insistió en que el nuevo sistema operativo funcionará para PC de sobremesa y portátiles y estará adaptado para su uso a través de pantallas táctiles, con teclado y con ratón. La empresa señaló que Windows 8 estará abierto a todas las aplicaciones de Windows existentes en la actualidad.

El lanzamiento del nuevo sistema operativo es un reto para Microsoft, que ha estado viendo en los últimos tiempos como los tablets están erosionando las ventas de PC. Según la consultora IHS, durante 2011 se van a vender en torno a 60 millones de unidades de los distintos tipos de tablet, de los que un 70% corresponde al iPad de Apple.

El debilitamiento del mercado de PC ha afectado al negocio de Microsoft en los sistemas operativos. Según Bloomberg, la división de Windows se ha quedado por debajo de las previsiones de los analistas durante los últimos tres trimestres.

No obstante, parece que Microsoft ha empezado a buscar el apoyo de otros gigantes tecnológicos. Así, Intel podría presentar esta semana en el Intel Developer Forum diversos tablets equipados con Windows 8 y con el procesador Atom. Y es que la situación tampoco es demasiado buena para Intel, que ha visto como empresas como ARM se han posicionado con mayor fuerza en el negocio de los smartphones y los tablets.

De igual forma, Samsung planea lanzar una nueva gama de tabletas, basadas esta vez en el Windows 8. Según The Wall Street Journal, el gigante surcoreano podría aprovechar la conferencia con desarrolladores de Microsoft para enseñar estos nuevos equipos. Samsung ha estado bajo presión en los últimos tiempos a causa de la decisión de un juez alemán de impedir que pueda comercializar su Galaxy Tab 10.1 en el país, tras una denuncia presentada por Apple.