El Gobierno bloquea la importación de libros



Hay más de un millón de ejemplares varados en la Aduana. Denuncian una maniobra estatal.

El Gobierno bloquea la importación de libros


A través de un comunicado titulado “Bloqueo a las importaciones”, la Cámara Argentina del Libro (CAL) -que reúne a todas las empresas que producen o venden libros en Argentina- denunció la maniobra del Gobierno nacional que traba el ingreso de publicaciones impresas en el exterior. La CAP está integrada por empresas como Artes Gráficas Rioplatense, Cúspide Libros, Grupo Santillana, Editorial Signar, Grupo Ilhsa, Editorial El Ateneo, Grupo Editorial Planeta, Kapelusz Editora y Tinta Fresca, entre otras editoriales.

El dato. 76 millones de libros se consumieron el año pasado en la Argentina. De ese total el 78% de esas publicaciones se importaron y fueron impresas en Uruguay, Chile, China y otros países.

Los libros importados se reparten entre los que publican editoriales que no están asentadas en Argentina y los que imprimen en el exterior las multinacionales con sede en Buenos Aires.

El volumen equivale al 78% –unos U$S 115 millones durante 2010– de los 76 millones de libros al año que se consumen en el país, según datos del Ministerio de Industria.

“Informamos a los señores importadores y operadores de comercio exterior, que desde el día jueves 15 de septiembre pasado fueron bloqueadas todas las importaciones de libros. Desde esa fecha la cámara se encuentra realizando gestiones para saber concretamente desde qué organismo fue disparado el instructivo, e iniciar acciones pertinentes para la normalización de dichas operaciones”, indicó la Comisión de Comercio Exterior y Ferias Internacionales de la CAL en el comunicado enviado a sus asociados.

Las empresas del sector imprimen buena parte de sus trabajos en el exterior. Algunas en países limítrofes (Chile y Uruguay), “porque es más barato y porque en el mercado local no hay capacidad para absorber todo ese trabajo”, o en China.

Firmas consultadas por BAE apuntaron contra el Ministerio de Industria, donde se elaboró un proyecto de ley para impulsar la industria nacional del libro que desde mitad de año está siendo analizado por el Ejecutivo. Pero desde esa cartera señalaron que ellos no tomaron ninguna medida “porque sobre los libros no se aplican Licencias No Automáticas”.

¿Hasta donde vamos a llegar?