Un hombre se metió a la morgue para morir junto al cadáver de su novia


Un taiwanes de 41 años de edad se acostó en uno de los congeladores de una morgue de Taipei, para así morir congelado al lado del cuerpo de su amada.

"Empleados del depósito descubrieron al amante novio a la hora y media de haberse introducido en el frigorífico y lo lograron reanimar", explicó un funcionario del depósito.

Según la agencia de noticias EFE, "el descubrimiento se debió a que se detectó una temperatura demasiado alta dentro de la cámara frigorífica y también un cierre abierto".

El novio, quien se encontraba bajo los efectos de pastillas tranquilizantes, después de recuperarse explicó que quería morir con su difunta amada, la cual había fallecido por una sobredosis de pildoras para dormir.

Después del incidente, el depósito de cadáveres de Taipei ha prometido reforzar la vigilancia. Ellos decidieron no permitir a los familiares y/o conocidos que vienen a reconocer los cadáveres que se queden más tiempo del necesario.

fuente http://www.eltiempo.com/vidadehoy/2008-05-28/ARTICULO-WEB-NOTA_INTERIOR-4211335.html