Reino Unido teme perder las Malvinas si Argentina se alía con su socio, la China

Inglaterra teme una alianza de China con Argentina

Según medios ingleses, la Asociación Nacional de Defensa del Reino Unido advierte sobre el riesgo de "perder las Malvinas a manos de la Argentina con el respaldo de China". Sostienen que el enfoque pacífico argentino con respecto a la soberanía de las islas podría cambiar "de un día para el otro"

Jefes militares retirados británicos instaron a Londres a aumentar sus gastos de defensa o, de lo contrario, arriesgarse a perder las Malvinas a manos de la Argentina con el respaldo de China, publicó este martes el diario británico The Guardian.

El matutino citó un informe de la Asociación Nacional de Defensa del Reino Unido (UKNDA, según sus siglas en inglés), que marca a las Malvinas como uno de los territorios vulnerables para Londres.

El texto reclama que se invierta más en políticas de defensa para evitar "errores caros y posiblemente catastróficos" causados por la falta de presupuesto.

Uno de los autores del reporte señaló que las Malvinas son una "fruta madura para la cosecha" en caso de que la Argentina, con el apoyo de "su aliado China", elija avanzar sobre las islas.

En el estudio, se reclama que el Reino Unido aumente su presupuesto para la defensa del 2 al 3 por ciento de su PBI. De la confección del reporte, participaron militares como Sir Michael Graydon, un ex jefe militar de la Fuerza Aérea, y el general Sir Michael Rose, quien fue comandante de las fuerzas de las Naciones Unidas en Bosnia a principios de la década de 1990.

A su vez, el comodoro Andrew Lambert consideró, con respecto a la situación de las Malvinas, que "el público británico no está al tanto de cuán fino es el hielo y cuán mal podrían ponerse las cosas" en el archipiélago.

Según el ex jefe militar, el actual enfoque pacífico de la Argentina con relación a la soberanía de las islas podría cambiar "de un día para el otro". En el reporte se indicó que no es lógico realizar recortes en los gastos de defensa "sólo porque las futuras amenazas son difíciles de predecir".

Lambert señaló que a menos que Londres revea su política, en el futuro, los historiadores podrían mirar al pasado y decir: "Oh, Dios, cómo esta gente no pudo prever cuán mal podían ponerse las cosas".