Venus también tiene capa de ozono

La nave espacial Venus Express de la Agencia Espacial Europea (ESA) ha descubierto una capa de ozono en la alta atmósfera de Venus. Comparar sus propiedades con las de las capas equivalente en la Tierra y Marte ayudará a los astrónomos a refinar la búsqueda de vida en otros planetas.

Venus Express hizo el descubrimiento mientras observaba estrellas que sobresalían en el borde del planeta a través de su atmósfera. Su instrumento SPICAV analizó la luz de las estrellas, en busca de huellas características de los gases en la atmósfera a medida que absorbía la luz en longitudes de onda específicas. El ozono es detectable ya que absorbe parte de la radiación ultravioleta de la luz de las estrellas.

El ozono es una molécula que contiene tres átomos de oxígeno. Según los modelos informáticos, la capa de ozono en Venus se forma cuando la luz del sol rompe las moléculas de dióxido de carbono, liberando átomos de oxígeno.

Estos átomos son luego arrastrados en torno al lado nocturno del planeta por los vientos en la atmósfera. Pueden entonces combinarse para formar moléculas de dos átomos de oxígeno, pero a veces también de moléculas de tres átomos de ozono.

"Esta detección nos da una ayuda importante en la comprensión de la química de la atmósfera de Venus", dice Franck Montmessin, quien dirigió la investigación. También puede ofrecer una comparación útil para la búsqueda de vida en otros mundos.

La capa de ozono sólo ha sido previamente detectada en la atmósfera de la Tierra y Marte. En la Tierra, es de importancia fundamental para la vida, ya que absorbe gran parte de los dañinos rayos ultravioleta del sol. No sólo eso, se cree que ha sido generada en primer lugar por la propia vida.

La acumulación de oxígeno y, en consecuencia, de ozono, en la atmósfera de la Tierra comenzó hace 2.400 millones años. Aunque las razones exactas no se entienden completamente, los microbios excretaron oxígeno como gas de desecho y esto debe haber jugado un papel importante para este proceso.

Junto con la vida vegetal, lo siguen haciendo hasta hoy día, permitiendo la reposición del oxígeno de la Tierra y de la propia capa de ozono.

Como resultado, algunos astrobiólogos han sugerido que la presencia simultánea de dióxido de carbono, oxígeno y ozono en la atmósfera podría ser utilizado para determinar si pudo haber vida en el planeta.

Esto permitiría a los futuros telescopios apuntar a los planetas alrededor de otras estrellas y evaluar su habitabilidad. Sin embargo, destacan los nuevos resultados, la cantidad de ozono es crucial.

La pequeña cantidad de ozono en la atmósfera de Marte no se ha generado por la vida. Es el resultado de la luz del sol rompiendo las moléculas de dióxido de carbono. Analizando el caso de Venus, se apoya este punto de vista de una capa de ozono modesta por acumulación de medios no biológicos. Su capa de ozono se encuentra a una altitud de 100 km, aproximadamente cuatro veces mayor que en la atmósfera de la Tierra y es de cien a mil veces menos densa.

El trabajo teórico de los astrobiólogos sugiere que la concentración de ozono de un planeta debe ser del 20% del valor de la de la Tierra antes que la vida deba ser considerada como una de las causas. Estos nuevos resultados apoyan esa conclusión porque en el caso de Venus sigue siendo claramente inferior a este umbral.

Venus también tiene capa de ozono