Los problemas de Blackberry llegan a la India,Bra,Chil y Arg



A las once y media de la mañana de ayer fue la primera caída que significó doce horas sin servicio. Hoy, a la una y media del mediodía, se repetía la avería y daba pie a los comentarios en Twitter. ¿Se puede vivir sin Facebook, Twitter y WhatsApp en el bolsillo? Cada vez parece más difícil. Pocos aparatos provocan tanta adicción como BlackBerry.


Poco antes de las cinco de la tarde Blackberry comunicaba oficialmente que el servicio afecta también a América del Sur: "Estamos al tanto de que hay usuarios en Europa, Oriente Medio y África, India, Brasil, Chile y Argentina que están experimentando retrasos en los servicios de mensajería e Internet. Estamos trabajando para restablecer la normalidad del servicio. Pedimos disculpas por cualquier inconveniente que esto haya podido ocasionar".

Desde Blackberry no dan motivos de la nueva caída, tampoco una previsión para solventarlo. Los operadores no aportan noticias mientras asumen las quejas de los usuarios. La asociación de consumidores FACUA considera que deben ser indemizados por los operadores móviles.

El perfil de Blackberry en Twitter no se ha hecho eco de esta nueva incidencia, pero sí advierte a los clientes de una posible amenaza de robo de datos: "Desde RIM queremos informar de que los mensajes de BBM que nuestros usuarios están recibiendo para verificar el sistema no son oficiales".

Pasadas las once de la noche de este lunes, BlackBerry emitió un comunicado en el que confirmaba que "el servicio de correo electrónico de BlackBerry se ha restablecido". Pero los problemas continuaban en la mensajería instantánea y la navegación. "Nuestros equipos técnicos están trabajando para devolver el servicio a la normalidad tan pronto como sea posible", aseguraban. Esta mañana, la empresa ha anunciado que se ha recuperado la total normalidad en el servicio. La empresa de telefonía móvil ha pedido disculpas, pero no ha explicado los motivos de esta avería: "Pedimos perdón a nuestros clientes por las molestias. Vamos a seguir dando actualizaciones tan pronto como nos sea posible".

El servicio de telefonía móvil funcionaba durante el lunes, pero no los datos. Es decir, se podía llamar y comunicarse a través de SMS. Sin embargo, era imposible navegar. El correo y la mensajería instantánea iba, pero mucho más despacio y con interrupciones. En consecuencia, tampoco funcionaban las aplicaciones. Así que adiós a Facebook, Twitter, WhatsApp o Tuenti.

RIM, creadora de BlackBerry, había lanzado un comunicado explicando la situación: "Estamos trabajando para resolver una incidencia que afecta ahora mismo a algunos usuarios de smartphones BlackBerry en EMEA. Estamos investigando y pedimos disculpas a nuestros clientes por las molestias ocasionadas mientras resolvemos la incidencia". Por EMEA, se refieren a Europa, Oriente Medio y África. A las ocho de la tarde hora peninsular española, un portavoz de RIM había confirmado a este medio que carecía de previsiones sobre cuándo se iba a solucionar la avería.

Orange, Movistar y Vodafone, las tres operadoras principales, confirmaron el lunes a mediodía a este medio la caída en el servicio. Ninguno de los operadores tampoco tenía una previsión sobre el fin de la avería entonces, y tampoco la tiene ahora.

Precisamente ayer, RIM anunciaba una nueva aplicación, Tag, que aparecerá en el escritorio tras una actualización. Servirá para compartir archivos de manera sencilla, con uno solo toque, a través del servicio de mensajería instantánea. BlackBerry cuenta con 70 millones de clientes. De los mismos 45 son usuarios de BlackBerry Messenger, su mensajería instantánea.

La infraestructura de BlackBerry, con fama de sólida y segura, ha tenido varios problemas graves. En 2009, una avería mundial afectó a todos sus clientes de móviles. Pocos meses después, los problemas alcanzaron al servicio de correo en Estados Unidos que afectó a clientes particulares y pequeñas empresas, no a las grandes cuentas. El lanzamiento del servicio de mensajería 5.0 también estuvo presidido por un problema que afectó a América.