El campo calificó como "muy positiva" la visita de la Presidente a Coninagro


El campo y el kirchnerismo ¿reconciliados?



Después de la relación tensa que existió entre el gobierno nacional y los sectores agropecuarios a raíz de la resolución 125, hoy la presidente Cristina Kirchner almorzó con la cúpula de Coninagro y tras las reunión, desde ambas partes calificaron la reunión como positiva.

El titular de la entidad rural, Carlos Garetto, subrayó que "la Presidente hizo un gesto importante muy fuerte" al visitarlos, teniendo en cuenta que se hizo presente en "un terreno que no fue favorable" años atrás y afirmó: "No estamos en el escenario de 2008".

"El camino de la confrontación no lo quiere ni el campo ni el Gobierno", enfatizó Garetto en un breve contacto con la prensa al termino de la reunión que mantuvieron con la mandataria en la sede de la entidad agropecuaria.

Asimismo, el coopetarivista señaló que el encuentro sirvió además para "intercambiar ideas, proyectos e inquietudes". "La Presidente (Cristina Kirchner) está comprometida en esta etapa para consolida hacia a futuro el crecimiento del sector", ponderó Garetto.

Entre los temas analizados en la reunión, Garetto destacó "la problemática de la comercialización del trigo" y el tratamiento de la ley de Tierras.

En sintonía con la voz de los productores, el ministro de Agricultura de la Nación y candidato a diputado nacional, Julián Domínguez, calificó de "extraordinario" el encuentro al tiempo que admitió que "siempre existen inquietudes y trabajamos para encontrar soluciones".

En diálogo con la prensa, luego del almuerzo, el funcionario dijo que le fue presentado a Cristina Kirchner "lo que representa el movimiento cooperativo y la comunión que hay entre los desafíos del movimiento y los objetivos del Programa Agroalimentario" impulsado por el Gobierno nacional.