"Steve Jobs se había propuesto gastar cada centavo Apple para destruir Android"

"Estas y otras declaraciones son parte de la biografía del fundador de Apple que saldrá a la venta el próximo lunes"

Steve se había propuesto destruir Android

Una nueva biografía retrata a Steve Jobs como un escéptico de toda la vida: dejó la religión a los 13 años, calificó de "corruptos" a los ejecutivos que se hicieron cargo de Apple por un tiempo y aplazó su tratamiento convencional contra el cáncer para darle oportunidad a la medicina alternativa.

La biografía "Steve Jobs" de Walter Isaacson, que será publicada el lunes, también cuenta que a Jobs se le ocurrió el nombre de la empresa cuando estaba realizando una dieta que incluía únicamente frutas y verduras, y que cuando era adolescente le gustaba ver a la gente sin parpadear.

El libro explora la decisión de Jobs sobre retrasar una cirugía contra el cáncer durante nueve meses luego de que le informaran en octubre de 2003 que tenía un tumor neuroendocrino, un tipo poco común de cáncer pancreático que generalmente crece más lento y es por lo tanto más fácil de tratar.

En cambio, intentó llevar una dieta vegana, acupuntura, remedios de herbolaria y otros tratamientos que encontró en internet, incluso consultó a un psíquico.

También siguió los consejos de un médico que tiene una clínica donde se le aplican dietas a base de jugos, limpieza de intestinos y otros métodos, dice el libro, hasta que finalmente se rindió a la cirugía en julio de 2004.

Isaacson cita a Jobs: "'En verdad no quería que me abrieran el cuerpo, así que traté de ver si otras cosas podrían funcionar', me dijo unos años después con un ligero arrepentimiento".

La revista Fortune reportó en 2008 que Jobs intentó con los tratamientos alternativos porque sospechaba de la medicina convencional.

El libro dice que Jobs dejó la cristiandad a los 13 años cuando vio imágenes de niños hambrientos en la portada de la revista Life. Jobs le preguntó a un pastor que le daba catecismo si Dios podría saber lo que le pasaría a los niños. Jobs nunca regresó a la iglesia, aunque sí estudio budismo Zen después.

Jobs dijo que el grupo de ejecutivos que fue convocado para dirigir Apple después de que fuera despedido en 1985 "era gente corrupta" con "valores corruptos" a los que sólo les importaba hacer dinero.

Jobs es descrito en el libro como una persona a la que le importaban más los productos que las ganancias. La biografía dice que algunos integrantes de la junta directiva de Apple estaban felices de que Hewlett-Packard dejara de competir con el iPad de Apple, pero que a Jobs le pareció que no había nada que celebrar.

"Hewlett y Packard construyeron una gran empresa y pensaron que la habían dejado en buenas manos", le dijo Jobs a Isaacson. "Pero ahora la están haciendo pedazos y destruyendo". "Espero que haya dejado un legado más fuerte para que eso nunca le pase a Apple", dijo.

El libro también deja ver la difícil relación de Jobs con Eric Schmidt, el ex director general de Google e integrante de la junta directiva de Apple de 2006 a 2009.

Schmidt dejó la junta de Apple justo cuando Google y Apple estaban compitiendo con los supercelulares, Apple con el iPhone y Google con el sistema Android.

Isaacson escribió que Jobs estaba furioso en enero de 2010 cuando HTC presentó un teléfono con Android que se jactaba de te tener muchos de los aspectos populares del iPhone.

Apple presentó una demanda y Jobs le dijo a Isaacson, con muchas groserías incluidas, que las acciones de Google eran un "gran latrocinio".

"No descansaré hasta morir si es necesario y gastaré cada centavo de los 40,000 millones de Apple en el banco para arreglar esto", dijo Jobs.

"Voy a destruir Android, porque es un producto robado, estaría dispuesto a comenzar una guerra termonuclear por esto".

Jobs revela en el libro que no quería ir a la universidad y que la única escuela para la que presentó una solicitud fue para Reed, una universidad privada cara en Portland, Oregon.

Lo aceptaron pero sus padres trataron de que no fuera. El les dijo que si no era ahí no iría a ninguna parte y terminó por ir, pero dejó la escuela menos de un año después y nunca regresó. Jobs tampoco fue un director general de empresa típico.

El primer presidente de Apple, Mike Scott, fue contratado principalmente para conducir las acciones de Jobs, de entonces 22 años.

Uno de los mayores proyectos de Scott era lograr que Jobs se bañara más seguido, pero no lo consiguió.

En cuanto al LSD, en la biografía Jobs dice que "reforzó mi sentido de lo que es importante, crear grandes cosas en vez de hacer dinero, hacer que las cosas regresen al flujo de la historia y de la conciencia humana tanto como fuera posible".

Jobs también reveló que los Beatles fueron una de sus bandas favoritas, y que uno de sus deseos era tener la música de la banda británica en iTunes antes de morir.

Jobs logró tener a los Beatles disponibles para la venta en iTunes a finales del 2010.

Hasta entonces, el grupo de rock más influyente de la historia y con mayor venta de discos había brillado por su ausencia en iTunes y en otros servicios legales de venta de música por internet.

El libro se llamaba originalmente "iSteve" y saldría a la venta en marzo del 2012.

La fecha de publicación fue adelantada en principio a noviembre. Luego, a la muerte de Job, se pasó al lunes.

Isaacson entrevistó a Jobs en más de 40 ocasiones, incluidas varias unas semanas antes de su muerte.

El libro dice que Jobs no puso límites a los temas por tratar y no tuvo control sobre el contenido de la obra.