Una carta que partió de Necochea, llegó a Malvinas y hoy está en un Museo de Inglaterra


María Yanina Amitrano, cuado era sólo una niña, escribió una carta en la escuela a un soldado de la Guerra de Malvinas. Después de 26 años, descubrió, gracias a un argentino radicado en España, que aquellas líneas escritas están en exhibición en el Museo de la Armada Inglesa en Londres.


Redacción

La necochense María Yanina Amitrano fue la protagonista de un hecho insólito, o al menos curioso si se quiere, pero por demás emocionante, tanto para ella como para su familia.
Una carta que ella escribió durante una actividad escolar en el Colegio Nuestra Señora del Rosario, dirigida a un soldado de la Guerra de Malvinas, hace 26 años, cuando tenía sólo 7 años, no sólo llegó a las Islas en aquellos años sino que hoy está en exposición en el Museo de la Armada Inglesa (Nacional Army Museum) en Londres.
A través de un argentino que vive en España y que visitó el museo, Yanina pudo enterarse el destino final de su carta, aunque todavía le quedan algunas preguntas sin respuestas sobre el inédito hecho.
¿Cuál fue el recorrido de la carta?, ¿Quién la recibió?, ¿Quién la encontró?, y ¿Cómo llegó al Museo?, son algunas de las preguntas que se hace Yanina, hoy radicada en Bahía Blanca desde hace dos años.

El destino
Esta inédita y emocionante historia comenzó hace 26 años, en 1982, cuando María Yanina Amitrano, con sólo 7 años y cursando el 2º del Colegio Nuestra Señora del Rosario, como parte de una actividad escolar, escribió, al igual que todos sus compañeros, una carta destinada a algún soldado desconocido que en aquellos años luchaba en la Guerra de Malvinas.
En 1982 en Necochea, como en otros lugares del país, se realizaban campañas para juntar ropa, chocolates, y los niños de todas las escuelas escribían cartas, con el objetivo, según se decía en aquel entonces, de “dar ánimo y contención a aquellos jóvenes que daban su vida por la Patria”.
Después de 26 años, Yanina Amitrano, hoy ya convertida en una mujer, recibió en la casa de sus padres en Necochea una carta a su nombre de un médico argentino llamado Carlos Court Lucero, radicado en Islas Canarias, España, quien hace un tiempo atrás visitó el Museo de la Armada Inglesa en Londres y descubrió en una vitrina expuesta la carta de una niña necochense de tan sólo siete años.

La carta


“Necochea, 11 de mayo de 1982.
Mi querido soldadito desconocido. Te escribo porque quiero decirte gracias por lo que están haciendo por mi Patria.
Estoy orgullosa de ti. Yo me llamo María Yanina Amitrano y vivo en la calle 40 -2524 de la ciudad de Necochea.
Estoy en el 2do grado del Colegio Nuestra Señora del Rosario y junto a ti digo
¡Viva la Patria!
Espero que me contestes. Yanina”.


Al leer la carta en el museo inglés, el médico Carlos Court Lucero, quien es ex oficial de la Armada y apasionado por la Filatelia Antártica, se conmovió y a partir de allí no pudo dejar de pensar en esa niña, autora de esas “esperanzadoras” líneas, como él mismo las describió, y decidió buscarla, sin saber si existía realmente. La búsqueda no fue tan difícil porque Yanina había escrito su dirección en la carta, sólo faltaba el código postal de Necochea, y la decisión de emprender la búsqueda.
Fue así, que después de comentar la historia con amigos y familiares, el médico argentino decidió escribir a esa dirección necochense con la esperanza de tener una respuesta. Y la tuvo.

La noticia


Actualmente María Yanina Amitrano, de 33 años, vive en la ciudad de Bahía Blanca junto a su hijo de 5 años y trabaja todos los días de su vida en un comercio. Pero un día recibió una noticia que movilizó su vida y, de alguna manera, la cambió para siempre.
“Un día me llama mi mamá desde Necochea y me dice que llegó una carta desde España a mi nombre”, relató Yanina Amitrano, en diálogo con Ecos Diarios, y agregó que “como yo no conozco a nadie que estuviera allá nos llamó la atención y le dije a mi mamá que la abriera y que me la leyera por teléfono”.
“Al principio no entendíamos nada, porque yo al médico que me escribía no lo conozco, pero a medida que seguimos leyendo empezamos a entender un poco más y a emocionarnos mucho, más allá de que yo no me acordaba de esa carta que, supuestamente, yo misma había escrito”.
En el inicio de la carta, Carlos Court Lucero hacía una presentación de su persona, haciendo hincapié en su profesión, su trabajo actual y en su pasión por la Filatelia Antártica. Luego relataba que había tenido la oportunidad de recorrer un museo en Londres, donde se había encontrado con una carta escrita por Yanina Amitrano y la transcribía en forma completa. Además enumeraba los dibujos que acompañaban las líneas, “una bandera argentina, pájaros, notas musicales, nubes y la palabra paz escrita en imprenta mayúscula”.

Mensaje de paz


Este diario tuvo acceso a esa carta escrita por Lucero destinada a Yanina, en la que se puede leer la emoción que sintió el argentino al leer esas líneas escritas por una niña.
“Quiero rescatar el candor y la inocencia de tu carta, el cariño y la esperanza de PAZ que ponías entonces, valores que espero no hayan desaparecido”, rezaba uno de los párrafos de la epístola, y, más adelante, agregaba que “lo interesante es que siempre hay alguien leyendo lo que escribimos, no interesa el momento ni dónde, sino que lo importante es lo que queremos transmitir. En tu caso la de una niña esperanzada y pacífica, capaz de brindarle amor a alguien que estuviese solo, como aquellos nuestros siempre recordados soldaditos argentinos”.
“Al leerla mi mamá lloraba y juntas no podíamos entender las vueltas de la vida aunque hasta ese momento no me acordaba de haber escrito la carta porque yo tenía sólo 7 años, iba a 2do grado”, destacó la joven.

Emoción


Yanina le contó a su hermano lo sucedido y se les ocurrió buscar algún dato del Museo de Londres en Internet, y lo encontraron.
En el sitio web del Museo (Nacional Army Museum) existe un enlace que permite acceder a material exclusivo de la Guerra de Malvinas que está expuesto en el Museo real, y allí se puede ver una copia de la carta que la necochense escribió cuando era una niña.
“Cuando vi la carta por Internet, me puse a llorar y se me vinieron un montón de cosas a la cabeza y hasta me acordé parcialmente del momento en que escribimos la carta”.
“Es algo insólito, todavía no lo puedo creer”, dijo Yanina, al tiempo que expresó que “después de esto, vivo pensando cómo ocurrió, cómo llegó mi carta a ese Museo en Inglaterra”.
En cuanto a las hipótesis que tiene con respecto al recorrido de la carta, manifestó que “yo pienso que capaz que la encontraron en las ropas de algún combatiente que murió o no”, y agregó que “es una intriga que entre millones de cartas que se deben haber enviado la mía haya tenido ese destino”.
Después de esta historia por demás curiosa y emocionante, Yanina Amitrano mantiene un contacto periódico por mail con el argentino Carlos Court Lucero, quien reside en España, y ambos comparten otras historias, las de sus vidas cotidianas, aunque ninguno de los dos olvida el hecho que les permitió conocerse.

Desde España, el otro protagonista

“Fue una sorpresa para mí ver la carta, fue muy emotiva; primero por la prolijidad de la caligrafía de Yanina, su contenido breve pero inmensamente emotivo, de agradecimiento y con puros deseos de PAZ”, manifestó el argentino Carlos Court Lucero, radicado en España, en diálogo con Ecos Diarios, sobre el momento en que encontró la carta de una niña necochense en un museo londinense.
A su vez, señaló que “en pocas palabras y con sus expresivos dibujos, Yanina expresaba mucha inocencia que me provocó una emoción y un orgullo que me llegaron al corazón. Me senté en el descanso, junto a las vitrinas centrales, y tomé nota en mi anotador de viaje de la carta y reproduje el dibujo con todos sus detalles, con un nudo de emoción y orgullo en el estómago y el corazón en un puño, porque no podía dar crédito que una carta en español estuviera en un museo inglés”.


http://www.ecosdiariosweb.com.ar/images/cartamalvinas.jpg






http://www.ecosdiariosweb.com.ar/content/view/3813/28/Carta a soldado de Malvinas