Anonymous ataca 40 portales de pornografía infantil


Los "hacktivistas" han coordinado iniciativas para inutilizar o controlar las páginas de este tipo de objetivos, o bien para publicar datos sensibles de estos organismos. Una de sus últimas actuaciones se desmarca de ese tipo de objetivos y se ha centrado en denunciar el tráfico de materiales con pornografía infantil.

El ataque de 'hackers' bajo la denominación Anonymous se ha dirigido contra 40 webs que supuestamente enlazaban a contenidos de pornografía infantil.

Según informa la BBC, los 'hacktivistas' detectaron los contenidos en una "Darknet" denominada Tor. Las "Darknet" son redes que funcionan de manera similar a las páginas abiertas de internet, pero que permiten el intercambio de información solo a las personas que están dentro de dicha red. Además de dificultar el acceso a personas no autorizadas, en este tipo de redes se utilizan sistemas para camuflar la identidad y el origen de los usuarios.

Anonymous solicita su retirada
Anonymous detectó en octubre que en la red Tor, que responde a las características de las 'Darknet', había varias páginas en las que se enlazaba a contenidos con pornografía infantil.

Según la BBC, los 'hacktivistas' solicitaron a las compañías que alojaban en sus servidores los enlaces la retirada de los mismos, pero su petición fue denegada.

Por este motivo, Anonymous ha decidido atacar las páginas que mantienen los enlaces al contenido ilegal. Los 'hacktivistas' han atacado un total de 40 portales de la red Tor, haciendo que durante un corto periodo de tiempo hayan estado fuera de servicio.

Aunque el objetivo de los ataques pueda parecer lícito, la acción de Anonymous ha sido criticada por los expertos en seguridad.

Riesgo para lo niños
El consultor senior de tecnología de Sophos, Graham Cluley, ha explicado en la BBC la gravedad de la iniciativa de Anonymous. "Los 'hackers' de Anonymous pueden sentir que han hecho lo correcto, pero en realidad pueden haber puesto en una situación de riesgo a más niños sin proponérselo", ha explicado.

El motivo es que el ataque de Anonymous podría afectar a operaciones en curso de cuerpos de seguridad.

Con su iniciativa, Anonymous podría haber alertado a los responsables de las páginas con contenido ilícito antes de que los cuerpos de seguridad hayan podido realizar su intervención. Por este motivo, Cluley ha explicado que la intervención de este tipo de páginas corresponde a la Policía, y no a grupos de usuarios.