Nintendo admite que ha retrasado intencionadamente juegos para 3DS


Nintendo ha admitido que ha retrasado algunos lanzamientos de Nintendo 3DS para acomodarlos a un calendario más favorable de aparición en el mercado, ya que consideran que la recta final del año está saturada de nuevos juegos y que deben preparar mejor los planes para 2012 de manera que la consola pueda mantener su impulso de ventas y conseguir una base instalada capaz de atraer el interés de las editoras.

Satoru Iwata, presidente de Nintendo, ha dicho a los inversores que aunque en la compañía siempre han creído en que hay que lanzar los juegos lo antes posible cuando están acabados para "mantenerlos frescos", han visto razones suficientes como para retrasar hasta 2012 algunos juegos de Nintendo 3DS cuyo desarrollo ya está cerrado.

"No es práctico para nosotros tenerlos en el cajón demasiado tiempo, pero creemos que algunos de ellos deben ser retenidos durante algún tiempo para que haya cierto intervalo entre su finalización y el lanzamiento", apunta Iwata.

"Estamos asumiendo este reto con Nintendo 3DS. Por ejemplo, cuando miramos el catálogo de lanzamientos para la temporada final del año, esta es tan densa que, si pusiéramos más juegos, las ventas totales no se verían incrementadas. Por tanto, hemos retrasado intencionalmente el lanzamiento de algunos de estos juegos hasta el próximo año."

Kid Icarus: Uprising, Luigi's Mansion 2, Paper Mario y Animal Crossing están previstos para 2012 y podrían ser algunos de los juegos finalizados pero desplazados para mantener un ritmo de lanzamientos constante en vez de potenciar la concentración de juegos en el periodo navideño.

Con este movimiento, Nintendo espera que la consola mantenga su ritmo de ventas y que consiga atraer a editoras occidentales que, considera, ven en los juegos para consolas su principal foco de atención y por eso no se deciden a apostar fuerte con portátiles hasta que estas no tienen una buena base de usuarios.