BUENOS AIRES: Hubo operativos en Lanús, Ciudadela, Hurlingham y el sur de Capital Federal. La investigación, que duró dos años, comenzó cuando se detectó la venta de Lexotanil en una vivienda en Valentín Alsina. Se secuestraron unos 700 mil fármacos que tenían como destinos clínicas y similares.


Cae mega banda que traficaba Lexotanil


Con una serie de allanamientos en distintos puntos del conurbano y el sur de Capital Federal, la justicia desbarató una mega banda que traficaba y vendía medicamentos vencidos a clínicas y otros establecimientos. Luego de dos años de investigación, se dio con los responsables de vender miles de fármacos que no estaban en condiciones de ser utilizados. Entre otras cuestiones, efectivos policiales llegaron a una vivienda de Valentín Alsina, donde se comercializaba Lexotanil de forma ilegal. Hay varios detenidos y muchos remedios secuestrados.

La noticia sobre la caída de esta banda -investigada desde 2009 -copó los portales informativos ayer por la tarde. Según fuentes judiciales, esta banda se dedicada a comercializar medicamentos vencidos en distintos puntos del conurbano. Según se supo, el modus operandi de esta organización era la siguiente: algunos de sus miembros se encargaban de suministrar los remedios en geriátricos, clínicas y centros de salud a menor precio.

El primero de los allanamientos se realizó en la localidad de Ciudadela, donde se incautaron unas 700 mil pastillas vencidas de Omeprazol. Los operativos, a cargo de la División Delitos Contra la Salud de la Superintendencia de Investigaciones de la Policía Federal, siguieron más tarde en casas de los partidos bonaerenses de Lanús, Hurlingham y Tres de Febrero y del barrio porteño de Mataderos.

La investigación que duró más de dos años, llevó a la policía a detectar que en una vivienda de la localidad bonaerense de Valentín Alsina, partido de Lanús, se comercializaban a domicilio remedios vencidos. “Como resultado de la recopilación de pruebas, que incluyeron escuchas telefónicas y tareas de inteligencia encubierta, se comprobó que los dueños de la vivienda eran integrantes de una banda que en realidad vendía los medicamentos en geriátricos y clínicas privadas de la zona oeste del conurbano bonaerense”, informó un vocero judicial.

Con la orden del juez federal Carlos Ferreiro Pella, de Lomas de Zamora, los policías de Delitos Contra la Salud allanaron los lugares investigados, encontrándose en uno de los domicilios ubicado en José Ignacio Rucci al 500 de la localidad de Ciudadela, partido de Tres de Febrero, 32 baldes con unas 700 mil pastillas del ansiolítico Lexotanil y del medicamento para enfermedades gástricas Omeprazol.

Según revelaron los voceros policiales, los remedios, que estaban sin sus cajas respectivas, estaban vencidos desde 2010 y ahora se investiga su procedencia.

Asimismo, los investigadores intentaban establecer si los delincuentes contaban con la colaboración de otros cómplices para la venta de los medicamentos en los establecimientos de salud.

El comisario Miguel Di Conza, a cargo del operativo policial, confirmó que la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) “realizará los análisis a todas las drogas secuestradas para evaluar su composición y estado, por lo pronto se le sugiere a la población que chequee el número de lote y fecha de vencimiento de los medicamentos que consuma”.

Entre las pastillas secuestradas se constató la presencia de ansiolíticos y de medicamentos para combatir enfermedades gástricas, todas con su fecha de vencimiento vencida.