El insólito hecho sucedió en Chile. La mujer conducía por el muelle histórico de Antofagasta y cuando su camioneta pasó cerca de otro auto, en vez de frenar aceleró y cayó al agua. El inspector que la acompañaba salió de la camioneta, nadó hasta la orilla y se alejó del lugar, sin ayudar a la mujer.


Una mujer cayó al mar mientras daba un examen de conducció


Una mujer que hacía el examen para obtener su licencia de conducir se precipitó al mar desde un muelle en el puerto chileno de Antofagasta, con el inspector municipal que le tomaba la prueba a su lado, informaron fuentes oficiales.

choque


El accidente, que no causó víctimas, aunque la protagonista principal tuvo que ser rescatada del mar, ocurrió en la mañana de este lunes y el nombre de la aspirante a conductora, que terminó en estado de shock, se mantuvo en reserva.

Según explicó al portal "soyantofagasta" Julián Requena, jefe de Seguridad Ciudadana de la Municipalidad de esa ciudad, a 1.341 kilómetros al norte de Santiago, la mujer conducía por el muelle histórico de la ciudad cuando, al pasar cerca de su camioneta otro vehículo, en vez de frenar aceleró.

"El inspector no pudo detener la marcha y la camioneta cayó al mar. La mujer quedó atrapada, ya que en su desesperación no se podía sacar el cinturón de seguridad", añadió Requena.

Los testigos, por su parte, dijeron que el inspector, identificado como Edgardo Aguilera, salió de la camioneta, nadó hasta la orilla y se alejó del lugar, sin ayudar a la mujer.

conducir


Una vendedora del cercano Terminal Pesquero, que pidió ser identificada sólo como Bárbara y que dijo tener 30 años, se lanzó al mar y pudo rescatar a la aterrada conductora antes de que la camioneta se sumergiera por completo bajo el agua.

"No lo pensé dos veces, como vi que nadie reaccionaba me lancé para salvarla", explicó después Bárbara a los periodistas.

cabina


"Ella ya se estaba ahogando, ya que el agua había llenado toda la cabina", añadió.

La conductora fue trasladada al Hospital Regional de Antofagasta con diversas lesiones y en estado de shock, pero sin riesgo vital, mientras al rato, mediante una grúa, la camioneta fue reflotada y subida nuevamente hasta el muelle.