Fue detenido por inyectar cemento en las nalgas de sus pacientes


Oneal Ron Morris, de 30 años, fue denunciado por ejercer la medicina estética sin licencia y causar deformaciones



Fue detenido por inyectar cemento en las nalgas de sus pacie


La Policía de Miami detuvo el pasado fin de semana a una persona que inyectó cemento, cola sintética, aceite y otras sustancias en las nalgas de una mujer que pretendía someterse a una operación de cirugía estética para mejorar su figura.

Según el informe policial, el sujeto se llama Oneal Ron Morris, de 30 años, y sobre él pesan los cargos de ejercer la medicina sin licencia y causar daños serios a otra persona. El incidente se remonta a mayo de 2010, cuando la víctima pagó 700 dólares para que se le hiciera una operación de cirugía estética con el ánimo de aumentar el volumen de sus nalgas.

Poco después cayó enferma con neumonía y sus caderas quedaron seriamente deformadas, entre otras secuelas.

NO ES EL ÚNICO CASO
Según informó “El Mundo”, al momento de su detención el hombre se hallaba en proceso de cambiar de sexo y, al parecer, también se había inyectado sustancias para modificar su figura. No se precisó si eran las mismas con las que trató a la desafortunada clienta que lo denunció.

Morris fue liberado horas después del arresto tras pagar una fianza de 7.500 dólares y debe comparecer ante un juez en diciembre. Ha sido acusado de ejercer la medicina sin licencia.

Pero, tras la divulgación en los medios locales de la detención, las autoridades descubrieron con sorpresa que el caso de la mujer que presentó la denuncia el año pasado no es el único.

El lunes y el martes, los teléfonos de la Policía de Miami Gardens no dejaron de sonar, con llamadas de mujeres quejándose del fracaso de sus operaciones estéticas.