50% de EEUU avala guerrra contra Iran

El 50% de los norteamericanos consultados en una encuesta de la Universidad de Quinnipiac (Connecticut) respaldó la posibilidad de que su país ejecute una acción militar para frenar el programa militar de Irán, si es que no funcionan las sanciones económicas y políticas internacionales. Sin embargo, el 55% aclaró que no se debería realizar un ataque "inmediato", mientras que el 36% que se manifestó a favor de hacerlo ya mismo.

El estudio también estableció que la mayoría de los ciudadanos (50% contra 44%) relevados desaprueba la gestión del presidente, Barack Obama, incluyendo su manejo de la política exterior y el espinoso asunto de las relaciones con el régimen que preside Mahmud Ahmadineyad.

"Los estadounidenses están muy preocupados acerca del desarrollo del programa nuclear iraní y no creen que la actual política de sanciones sea efectiva", advirtió Peter Brown, director asistente del Instituto de Encuestas de Quinnipiac. El sondeo telefónico alcanzó a 2.552 personas, y tiene un margen de error de 1,9%.

Estados Unidos, Gran Bretaña y Canadá, entre otros países occidentales, adoptaron medidas de congelamiento de relaciones económicas para que Teherán modifique su plan nuclear. Irán, insistentemente, reiteró que su programa no tiene fines bélicos, pese al informe en contrario dado desde la agencia oficial de la ONU que releva este tema.

guerra

Ayer, Ahmadineyad volvió a asegurar que su Gobierno no renunciará a sus objetivos atómicos, en un mensaje televisivo. "No tenemos ninguna bomba nuclear y no queremos ninguna, y no necesitamos ninguna. Les aconsejo que renuncien a estos métodos (respecto a las sanciones); no crean que su mal humor o que el hecho de que muestren los dientes y las uñas harán que el pueblo iraní deje de seguir su camino (para controlar la tecnología nuclear)", sostuvo.

El Parlamento iraní, en tanto, solicitó reducir las relaciones diplomáticas con el Reino Unido a nivel de encargado de negocios y propuso que se expulse al embajador británico en Teherán, Dominick John Chilcot.

EEUU


Rechazo chino


Irán sumó a su favor a China, cuyo Gobierno advirtió ayer que los castigos económicos unilaterales dispuestos "complicarán y agravarán la situación y también intensificarán la confrontación". "Pensamos que las presiones no pueden resolver fundamentalmente la cuestión. Por el contrario, serán en contra de la paz y de la estabilidad en la región", advirtió el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Liu Weimin.

iran

En el mismo sentido se había pronunciado ya Rusia, con lo cual dos de los cinco países con derecho a veto en el Consejo de Seguridad de la ONU se oponen a la posibilidad de que el organismo imponga sanciones generales.