Los roban, los atan y manosean a la mujer
imagen ilustrativa

En San Luis, una pareja fue asaltada por dos jóvenes que, mediante amenaza con un arma de fuego, la obligó a bajarse de la moto en la que se trasladaban y caminar hacia un parque, donden abusaron de la chica.
Por el asalto, cometido ayer, la policía demoró a cuatro sospechosos que tenían en su poder la moto robada a las víctimas, entre los cuales estarían los autores del hecho, informó hoy el jefe de Relaciones Policiales de esa provincia, comisario Carlos Alberto Pereyra.

Según el jefe policial, el hecho ocurrió ayer alrededor de las 3 de la madrugada, cuando la pareja iba en una moto gris por la ruta provincial 19 y, al llegar al cruce con la ruta provincial 3, fue interceptada por dos delincuentes.

El vocero dijo que uno de los asaltantes extrajo un arma de fuego y obligó a la pareja a detener la marcha de la moto, tras lo cual apuntó su arma a la cabeza a la mujer, la tomó de los cabellos y la obligó a caminar en dirección al Parque 4to. Centenario junto a su novio, que llevaba la moto a la par.

“Cerca de unos asientos de cemento, al novio lo hacen tirar boca abajo, con el cinto le atan las manos y con uno de los cordones de las zapatillas, ambos pies, mientras que a la joven también la atan de manos con el otro cordón de la zapatilla del muchacho”, detalló el vocero.

“Una vez que estaban inmovilizados, le quitan las llaves de la moto al novio de la joven”, agregó Pereyra, quien explicó que en ese momento la chica fue “manoseada por uno de los delincuentes”.

Tras concretar el robo, uno de los asaltantes huyó del lugar en la moto, en tanto el otro escapó a pie, mientras que la pareja se desató y pidió ayuda.

Tras al denuncia, personal del Comando Radioeléctrico logró localizar a cuatro sospechosos con la moto robada a las víctimas, frente a la manzana C del barrio Pucará, cerca del lugar del hecho.

Para la policía entre los cuatro demorados están los dos autores del asalto, que deberán ser identificados por las víctimas.

El sumario policial fue instruido por personal de la comisaría 3ra. de San Luis y fue caratulado como “averiguación de robo calificado y privación ilegítima de la libertad”.

Télam